Reino Unido quiere poner fin a la venta de coches de motor diésel o de gasolina

El objetivo de plan es reducir la contaminación provocada por el dióxido de nitrógeno producido en particular por automóviles y camiones.

Archivo

El gobierno británico anunciará este miércoles el fin de la venta de automóviles con motores diésel o de gasolina de aquí al año 2040 en el marco de un nuevo plan de lucha contra la contaminación del aire, según los medios de comunicación británicos.

Hace tres semanas el gobierno de Francia hizo un anuncio similar.

Una portavoz del ministerio británico de Medio Ambiente confirmó la publicación de un plan en ese sentido, sin dar más detalles.

El objetivo de plan es reducir la contaminación provocada por el dióxido de nitrógeno producido en particular por automóviles y camiones.

Reino Unido figura, con Francia y Alemania, en la lista de países que recibieron una advertencia de la Unión Europea por la mala calidad del aire.

Según datos oficiales británicos, la contaminación del aire mata a más de 40.000 personas cada año en Reino Unido y provoca una epidemia de enfermedades respiratorias, en particular entre los niños.

El año pasado, ante una demanda de una organización de defensa del medio ambiente, la Alta Corte de Londres había intimado al gobierno a fijar nuevos objetivos.

En mayo, el gobierno publicó una primera versión del plan redactado conjuntamente por los ministerios de Medio Ambiente y Transportes que proponía desarrollar "zonas de aire puro", a las que los vehículos que no cumplieran con determinados criterios anticontaminación solo podrían acceder pagando.

El plan contemplaba también subvenciones a la compra de vehículos eléctricos y a la destrucción de vehículos usados.

El alcalde de Londres, Sadiq Khan, anunció por su parte en abril la creación de una zona de emisiones ultrabajas (Ulez) a partir de 2019, después de la introducción de una nueva tasa de 10 libras (11,7 euros) a partir de octubre a los automóviles fabricados antes de 2006 para circular por el centro de Londres.