San Gil, una ciudad pensada para el futuro

El municipio santandereano camina a pasos agigantados para convertirse en una ciudad en la que la voluntad política y el esfuerzo construyen desarrollo. Su incorporación al programa “Ciudades Emblemáticas” ha sido clave para su renacer.

Así luce el municipio de San Gil, localizado al sur del departamento de Santander, a 96 kilómetros de Bucaramanga y a 327 de Bogotá. / Cristian Garavito

Don Guillermo Muñoz, un pensionado de la Electrificadora de Santander, tuvo que esperar 20 años para que las calles aledañas a su casa fueran pavimentadas. Hoy, asomado a la puerta, con los ojos entreabiertos para protegerse del sol, es testigo de la transformación de la que hablan sus palabras: “San Gil ha tenido un crecimiento muy grande, hemos tenido un alcalde que nos ha respondido con muchas obras, desde que llegó ha gestionado mucho. Esto nunca se había visto y la gente del campo es la que lo necesita”.

Este y muchos otros cambios son los que actualmente, gracias a la labor administrativa, el compromiso institucional y al apoyo de Findeter a través del programa “Ciudades Emblemáticas”, están haciendo de San Gil una ciudad planeada, en la que las obras de mejoramiento son visibles, la infraestructura está siendo recuperada y el ambiente y la sostenibilidad son protagonistas.

Uno de los grandes proyectos que se adelantan es la optimización y ampliación de la planta de agua potable, una obra planeada para suministrar el recurso, bajo los mejores estándares y durante las 24 horas, a los 45 mil habitantes de San Gil y su población flotante para los próximos 50 años. La reconstrucción, que tiene un tanque de acero vitrificado de 2.300 metros cúbicos, pasará de suministrar 175 litros por segundo a 225, la que será inaugurada en los próximos meses.

Hecha una realidad, esta obra de $11 mil millones es uno de los ejemplos de ejecución, proyección y manejo que hicieron de San Gil una candidata ideal para ser considerada una ciudad emblemática. La obra no sólo cumplió con el cronograma y estará lista a tiempo y en tan sólo un año, sino que se convirtió en muestra para el acueducto de Bucaramanga.

La recuperación del aeropuerto, inaugurado en 1951 y abandonado año tras año, es otro de los grandes hitos de la actual administración. La vía de acceso se ha recuperado en un 90%, tras la pavimentación de tres kilómetros, y los trabajos para ampliar la pista y restaurar la torre de control están proyectados para los próximos dos años.

Trabajar para la población y no para la administración parece ser la consigna de esta ciudad. Los aciertos son el resultado del compromiso gubernamental en los ámbitos nacional y local. La comunidad también es parte de la fórmula que ha sacado adelante estas estrategias: como testigos y promotores de las mismas no están dispuestos a dar un paso atrás por el desarrollo de San Gil.

Lo que viene

La evolución de San Gil encajó como una ficha de rompecabezas en las propuestas y el acompañamiento del programa “Ciudades Emblemáticas” —fomentada por el BID e implementada en Colombia por Findeter—, que identifica, apoya e implementa intervenciones estratégicas y transformadoras en ciudades intermedias promoviendo su desarrollo sostenible y competitivo.

San Gil ya cuenta con su plan de acción, un documento real que ha sido avalado por una entidad de orden nacional, pero que ha sido construido y reconocido desde lo local. Con esta hoja de ruta la ciudad sabe hacia dónde y cómo virar durante los próximos 10 años en temas neurálgicos, como cambio climático, calidad de aire, movilidad, conectividad, competitividad, salud, gestión pública y manejo y control del gasto.

“La administración de San Gil entendió la magnitud del proyecto y pretende cerrar unas brechas muy importantes en la ciudad y el territorio. Este tipo de procesos son fundamentales para el país porque garantizan paz, equidad y educación”, asegura Luis Fernando Arboleda, presidente de Findeter.

Además, todos los componentes planteados y los proyectos a desarrollar se sostienen en el tema ambiental, punto crítico para el futuro y la viabilidad de todas las ciudades en el mundo. San Gil, por ser capital turística del departamento y haber desarrollado una fuerte oferta ecoturística que tiene como eje principal al río Fonce, entiende la transversalidad de lo verde para cada acción particular y colectiva que tome la ciudad.

Por ejemplo, en el tema urbano, se financió el plan maestro de movilidad que pone lineamientos para mejorar el uso de las vías del municipio, mejorar la infraestructura e implementar campañas de cultura ciudadana. Asimismo, se construirán glorietas en intersecciones peligrosas, se generarán variantes para reducir el tráfico pesado, se recuperará el malecón y se fomentarán medios de transporte no motorizados y más sostenibles como la bicicleta.

Un centro de acopio organizado y planeado logísticamente también está contemplado dentro del Plan de Acción, pues San Gil sirve como despensa para gran parte de los municipios aledaños. De igual manera, está proyectado el cambio de redes que mejoren los servicios públicos y crear una gran planta de beneficio para reses y cerdos que surta a toda la provincia de Guanentá y reemplace las informales que operan actualmente.

Los prestadores de la oferta turística también serán organizados en un gran clúster, el que se encargará de integrar las diferentes ofertas con las que cuenta el municipio para brindar un mejor servicio. Asimismo, se formalizará la oferta, se hará promoción, se mejorará en servicio al cliente y el bilingüismo, y se llevarán a cabo alianzas con municipios vecinos para intercambiar buenas prácticas.

San Gil está cumpliendo con su papel de “Ciudad Emblemática” a través del indicador más importante: la satisfacción de las necesidades actuales de sus habitantes. La alineación entre los gobiernos local, nacional y la banca, así como la continuidad y el respeto de las próximas administraciones por lo construido y planeado, serán claves para el futuro que se imagina don Guillermo cuando se le pregunta cómo será la ciudad en 20 años: “Ojalá llegue hasta allá, pero creo que si seguimos como vamos, esto va a ser como un paraíso”.

524952

2014-10-29T21:24:59-05:00

article

2014-10-29T22:12:18-05:00

none

Alejandra Grillo Calderón

Medio Ambiente

San Gil, una ciudad pensada para el futuro

42

6013

6055

Temas relacionados