Se cae proyecto que pretendía construir un puerto en Tribugá

Noticias destacadas de Medio Ambiente

La Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), por medio de un comunicado, informó que se declaró el desistimiento de la solicitud de concesión portuaria presentada por la Sociedad Promotora Proyecto Arquímedes por no cumplir con lo requisitos.

Durante el último mes se asentó la discusión de la posibilidad de construir el Puerto de Tribugá, en el Pacífico colombiano. Algunos raízales aseguraban que esta megaobra no traería ningún progreso para la comunidad y se negaban a replicar la situación de Buenaventura, donde está gran parte del PIB del país pero a la comunidad no se le garantiza las necesidades básicas. Otros, por el contrario, estaban de acuerdo con que la construcción generaría un gran avance para la región.

Por su parte, grupos ambientales alertaban de la gran cantidad de diversidad que se perdería en la construcción de este puerto. Tras días de discusión e incertidumbre, la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) informó, por medio de un comunicado, que se declaró el desistimiento tácito de la solicitud de concesión portuaria presentada por la Sociedad Promotora Proyecto Arquímedes S.A.. Es decir, ya no se hará la obra porque la empresa no cumplió con algunos requisitos.

Según la ANI, le pidió a la empresa varios requerimientos para que se allegara la garantía con la vigencia, como lo exige la ley. Sin embargo, en abril de este año, la compañía presentó “como garantía o cobertura del riesgo de la seriedad de la oferta un contrato de fianza suscrito con la Compañía Colombiana de Créditos y Fianzas S.A.S – Afiancol, que no corresponde a una garantía válida. Por ello, la ANI solicitó concepto jurídico de la Agencia Nacional de Contratación Pública (...) confirmaron que no es válida la fianza”, añadió la entidad.

Al no cumplir con los requerimientos que legales para dar continuidad del proyecto, la ANI declara el desistimiento de la solicitud de concesión portuaria. Sin embargo, no se descarta que en un futuro se pueda dar la construcción.

Daños ambientales

Varias organizaciones ambientales, desde 2018, comenzaron a alertar de los daños ambientales que provocaría la construcción del puerto. En esta zona hay ecosistemas de mangle (siete especies), fondos rocosos y sedimentarios; estuarios; selva tropical; playas; termales; arrecifes de coral. Viven tortugas, pianguas, ballenas jorobadas,tiburones martillo, delfines, aves, peces.

En uno de los más recientes estudios, Invemar alertó que los procesos de dragado y el tránsito de buques aumentaría la turbidez del agua, los residuos sólidos y metales pesados, afectando la calidad fisicoquímica del agua. Además, con este proceso se afectaría el corredor migratorio de las ballenas, que es de 34.746 hectáreas. Estiman que solo a Nuquí, en el Pacífico, al año llegan 800 ballenas.

WWF, en otro estudio, señaló que la Serranía de Baudó, uno de los sitios más diversos del mundo, sufriría una gran devastación ambiental. Según datos de la organización ambiental, allí habitan una variedad de especies endémicas, como la tortuga cabeza de trozo. Además, anidan cuatro especies de tortugas marinas, que están en grave peligro de extinción.

“La construcción del puerto afectaría el ecosistema, a las especies que lo habitan, generaría contaminación, impulsaría la pérdida del conocimiento tradicional y de la gobernanza, e impulsaría el desplazamiento de los pobladores”, señaló la organización en un comunicado.

Con el Distrito Regional de Manejo Integrado (DRMI), que se suscribió en 2014, 917 hectáreas de manglar desaparecerían. En términos monetarios, la pérdida de estos ecosistemas representaría US$232 millones anuales, porque la comunidad vive de sus servicios ecosistémicos. Solo en Tribugá hay 378 pescadores artesanales.

Ambas organizaciones ambientales coinciden en que la construcción del puerto generaría más deforestación y alejaría a Colombia de cumplir metas nacionales e internacionales en temas ambientales, como por ejemplo el cambio climático.

El Puerto de Tribugá es un proyecto que nació en el primer periodo de gobierno de Álvaro Urbe Vélez, en el marco del documento Visón Colombia II Centenario. Su objetivo principal era potenciar los enlaces a través el mar entre los países de las cuencas del Caribe y el Pacífico.

Comparte en redes: