Por sequía, principales embalses de Jamaica están en 34% y 46%

La sequía se registra en la temporada en la que usualmente está el segundo mes más lluvioso de Jamaica, cuyos embalses se encuentran al 34% y 46%.

Archivo EFE

Los niveles de agua de los principales embalses de Jamaica han disminuido a más de la mitad por la sequía que experimenta la región, pese a que históricamente junio es el segundo mes en el que más lluvia recibía la isla, aseguró a Efe un portavoz de la Comisión Nacional de Agua.

"La mayor preocupación este año es que esta reducción en los niveles del agua se registra en la temporada en la que usualmente tenemos nuestro segundo mes más lluvioso", dijo Charles Buchanan, gerente de relaciones públicas de la Comisión, vía telefónica.

Según Buchanan, los niveles de los embalses de Mona (con capacidad de 809 millones de galones o 3,67 millones de metros cúbicos) y Heritage (con capacidad para 393 millones de galones o 1,78 millones de metros cúbicos), que suplen la demanda a la capital, Kingston, y a la localidad de St. Andrew, se encuentran al 34 % y 46 %, respectivamente.

El este y el sur de Jamaica han sido los más afectados por la sequía que experimenta el Caribe desde hace meses, mientras que el norte y el oeste sí han recibido lluvias en las pasadas semanas.

"A las localidades de Westmoreland y St. James no les va mal porque han recibido varias lluvias", dijo Buchanan.

El funcionario señaló que por los pasados cinco años Jamaica ha sufrido tiempos de pocas lluvias aunque no pudo precisar si la actual sequía es la peor de este período porque "todavía es muy pronto para hacer esa aseveración".

Actualmente se emplean medidas de racionamiento en la isla caribeña como suplir agua a ciertos sectores solamente en ciertas horas de la mañana y en otros, en días alternos.

Buchanan indicó que, de seguir bajando los niveles de agua en los embalses, se anunciarán medidas de emergencia como declarar ilegal la extracción de agua de ríos y embalses.

La comisión suministra el 90 % del agua potable en la nación caribeña y suple la demanda de 2 millones de personas en una isla compuesta por unos 2,7 millones de habitantes.

Desde hace meses, la región sufre una escasez de lluvias que según los expertos podría estar ligada a los efectos de El Niño, fenómeno climático relacionado con el calentamiento del Pacífico oriental que se manifiesta de forma cíclica y que en el área del Caribe tiene como consecuencia un tiempo más seco.