'Ser sostenible es más rentable'

La abogada Andrea Pradilla está convencida de que los reportes de sostenibilidad son un GPS que orienta el camino de las organizaciones. El de Global Reporting Initiative (GRI) ya está en siete países, tiene reportantes en más de 90 y cuenta con 6.000 instituciones involucradas.

Andrea Pradilla, directora de GRI en Colombia. / Cristian Garavito

¿Por qué surgió Global Reporting Initiative (GRI)?

Por la necesidad de medir la sostenibilidad, pues lo que no se puede medir no se puede gestionar, y por ende no se puede cambiar.

¿Qué países elaboran reportes de sostenibilidad?

El GRI tiene su casa matriz en Holanda, pero nació en EE.UU. Tenemos oficinas regionales en Brasil, Sudáfrica, India, Australia, China y Estados Unidos. Faltaba una oficina en Latinoamérica hispanohablante y el año pasado tomamos la decisión de abrirla en Bogotá.

¿Por qué decidieron abrirla en Colombia?

Responde a unas tasas de reporte importantes, tiene una preparación del Gobierno y del sector público frente a la sostenibilidad, hay buenas prácticas jalonadas por la OCDE y una articulación de la sociedad civil más abierta para discutir estos temas.

¿Cómo está posicionado Colombia en el GRI?

La última encuesta dice que el 77% de las 100 empresas más grandes de Colombia hacen reportes de sostenibilidad. De ese 77%, casi el 80% utiliza metodología GRI. Estamos por encima de México y Chile y cercanos a Brasil, que es líder de la región.

¿Qué es un reporte de sostenibilidad?

Una guía que permite reportar sus políticas y desempeño en lo social, ambiental y económico.

¿Por qué es útil la GRI?

Es capaz de comparar el mercado de Colombia con el de China, Sudáfrica o cualquier parte del mundo. Es el lenguaje común alrededor de la sostenibilidad. Un GPS que traza el camino de las organizaciones.

¿Qué beneficios les trae a las organizaciones hacer este reporte?

Las organizaciones consideran que el reporte las ayuda a identificar riesgos en materia regulatoria, de reputación y de mercado. Pero también muchas encuentran que les da oportunidades de innovación, retención de talentos y negocios.

La información financiera se gestiona año a año. ¿Qué pasa con la no financiera?

Debe gestionarse con la misma habitualidad que la financiera. Mirar sólo lo financiero es una decisión limitada, y por ello estamos en el camino para que las empresas se habitúen a incluirla.

¿Cuál es el reto más grande que enfrentan las organizaciones para ser sostenibles?

Nuestra apuesta es decirle a la organización que tiene que enfocarse en lo que quieren saber sus grupos de interés para tomar decisiones y en los impactos de su organización en términos de sostenibilidad. Es poder volver la sostenibilidad estratégica dentro de la organización y hacer un cambio de chip.

¿Es difícil ser una organización sostenible?

No pondría el debate en términos de dificultad o facilidad, sino en que es necesario y tiene sentido desde el punto de vista empresarial.

¿Quién lee los reportes de sostenibilidad?

Los inversionistas y los accionistas lo hacen cada vez más, porque se percibe que una organización que entiende lo no financiero es más estable y más rentable.

Ustedes hablan de una economía global sostenible. ¿En qué consiste?

En cambiar el patrón de la forma de producir y consumir, que en realidad es un planteamiento a nivel mundial. Nuestra diferencia es que lo llevamos a preguntas e indicadores medibles.

Temas relacionados