Tarde cívica este viernes en Bucaramanga para marchar contra minería en Santurbán

El anuncio fue hecho por la Alcaldía de Bucaramanga la semana pasada y pretende incentivar la asistencia a la marcha contra la minería en el Páramo de Santurbán

Movilización del Comité por la Defensa del Agua y el Páramo de SanturbánMovimiento Cívico Conciencia Ciudadana.

A través del decreto 0148 de 2017, la Alcaldía de Bucaramanga declaró tarde cívica para el viernes a partir de las 2 de la tarde para que la población se Bucaramanga pueda asistir a la Gran Marcha por la Defensa del Agua, una movilización convocada por la sociedad civil y el Comité para la Defensa del Agua del Páramo de Santurbán. 

Como contó el diario El Espectador, este es un nuevo escenario de enfrentamiento entre los conceptos de desarrollo y conservación. Minesa busca un título minero cerca al Páramo de Santurbán para la extracción 11 millones de onzas de oro, durante 25 años, y aunque la explotación no se daría directamente en el páramo, sino entre los municipios de California y Suratá, los comités defensores del agua temen que se afecten las afluentes hídricas que abastecen de agua a 3 millones de habitantes, y que son vitales para el ciclo climático.

Lea: Nuevo proyecto minero se avecina en Santurbán

En 2016, la Corte Constitucional marcó un precedente al prohibir la minería en los páramos. Pero el caso de Santurbán tiene un detalle técnico que es clave para entender el impacto ambiental que temen quienes saldrán a marchar este viernes.

En 2016, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible protegio 98.994 hectáreas (ha) a las que denominó “zonas de preservación del ecosistema de páramos”, alejándose del concepto del Instituto Humboldt, que determinaba unas 135.253 hectáreas de páramo, según un concepto del Colectivo de Abogados Luis Carlos Pérez.  

Según El Espectador, otra de las preocupaciones que tienen los miembros del Comité gira alrededor de la falta de independencia que pueden tener las autoridades ambientales ante los convenios que ha firmado Minesa con la Corporación Autónoma Regional para la Meseta de Bucaramanga (CDMB). Con las diferentes alcaldías de Soto Norte y la CDMB, Minesa llegó a un acuerdo marco de cooperación, firmado en marzo de este año, para promover estrategias de sostenibilidad en la cuenca del río Vetas y el río Suratá Alto.

Cerca de 9.000 personas habitan el Páramo, y unas 900 dependen de la minería artesanal, además de la agricultura y la ganadería. En ese sentido, las tensiones no se han hecho esperar, y desde hace 2 años, tanto Minesa como los comités en defensa del agua han hecho campañas en pro de su versión de la historia.

Como contó La Silla Vacía, Minesa empezó una fuerte estrategia comercial en medios como Vanguardia Liberal al punto de que Juan Camilo Montoya, director de Sostenibilidad de la minera, tiene una columna. Como contrapeso están estudiantes de la UIS, el alcalde de Bucaramanga, el ingeniero Rodolfo Hernández, el Comité para la Defensa del Agua, los estudiantes de la Universidad Insutrial de Santander y otros comités civiles hacen fuertes campañas en redes, apoyan estudios técnicos, jurídicos y científicos y usan su músculo para convocar. 

 

La marcha pretende ser más grande que la que se hizo en 2011, también en Bucaramanga, y arranca a las 2 de la tarde desde la Puerta del Sol.