Tiburones en Colombia, tras un panorama mejor

Aunque nuestro país mantiene una gran diversidad de estos animales, expertos aseguran que se conoce muy poco sobre las diferentes especies y que se requiere mucha más investigación.

Los tiburones han sido noticia durante los últimos años. Estudios realizados por científicos de talla mundial y ambientalistas muestran que sus poblaciones se han reducido de forma alarmante a escala global. De las 1.041 especies que existen de Condrictios (tiburones, rayas y quimeras), los científicos han estimado que un cuarto de ellas se encuentran en peligro de extinción. El panorama es más desolador si se considera que los científicos cuentan con muy poca o nula información para la mitad de las especies de Condrictios.

Los estudios muestran que las especies costeras de mayor tamaño, como los tiburones martillo y tiburones ballena, se encuentran más amenazadas, pues están más cerca de asentamientos humanos. Entre las causas principales de la explotación de los tiburones está el codiciado mercado por sus aletas, producto que va a parar en sopas insípidas que son muy valoradas por los consumidores de Asia.

 

Así mismo los tiburones son víctimas de la pesca incidental, es decir que son atrapados en redes o anzuelos cuando se está buscando otras especies como el atún, el dorado o el camarón. La pérdida de hábitat es también determinante, en especial la degradación de los ecosistemas que actúan como criadero natural de los tiburones como los manglares y los estuarios.     

 

Diferentes investigaciones confirman que Colombia es un “punto caliente” para la biodiversidad de tiburones, ya que tanto la costa Caribe como la Pacífica contiene un gran número de especies endémicas, esto es, que no se encuentran en otros sitios del planeta. Sin embargo, se conoce muy poco del estatus de nuestras especies y se requiere mucho más trabajo en términos de investigación para tener una visión real de la biología y ecología de estos animales en nuestro país.

 

Una de las soluciones iniciales es divulgar la importancia de los tiburones al público en general, y en estos términos, este año ha sido importante en Colombia. Primero se realizó el IV encuentro colombiano sobre Condrictios y el taller Internacional para asegurar el comercio sostenible de tiburones incluidos en la Convención sobre el Comercio de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES). Adicionalmente esta semana se está realizando en Bogotá y con entrada libre para todo público, el primer festival de documentales del mar en Colombiael Festival Cinemar 2014, que se está llevando a cabo en Maloka desde el pasado miércoles y que finalizará mañana sábado 6 de diciembre. Es organizado por la Fundación Talking Oceans y además de la muestra audiovisual está organizando talleres y conferencias con especialistas en el mundo marino. 

 

Más información en www.festivalcinemar.org 

Temas relacionados