Trump elimina el plan de Obama para enfrentar el cambio climático

El administrador de la Agencia Estadounidense de Protección Ambiental derogó la estrategia trazada por el anterior gobierno para crear más fuentes de energía limpia en Norteamérica.

Donald Trump, presidente de EE.UU.Wikimedia - Creative Commons

Como lo había anunciado con antelación, este martes 10 de octubre el gobierno de Donald Trump derogó el plan de Barack Obama para contener el cambio climático. Scotto Pruitt, administrador de la Agencia Estadounidense de Protección Ambiental (EPA), confirmó las intenciones del presidente de EE.UU., al firmar un aviso en el que propone acabar con el Plan de Energía Limpia (CPP).

De acuerdo de Pruitt, este mecanismo “facilitará el desarrollo de los recursos energéticos de Estados Unidos”, lo cual, aseguró, podría suponer un ahorro de hasta US$33.000 millones.

Ese sería el monto que se había destinado en para cumplir las metas trazadas en el CPP, que había sido lanzado en 2015. Su objetivo primordial era reducir las emisiones de carbono de las centrales eléctricas en un 32% para 2030 en comparación a las de 2005. La idea, como había recalcado el anterior Gobierno, era que poco a poco esas centrales fuesen reemplazadas por plantas cuyo funcionamiento se basar en el gas natural o energías limpias.

Sin embargo, Puitt dejó claro que no estaba de acuerdo con la ruta trazada. Aseguró que ahora se creará una normativa nueva para regular las emisiones de gases efecto invernadero, pero “escuchando a todos los afectados”.

La decisión es la estocada final a los compromisos que tenía Estados Unidos para luchar contra el cambio climático. Luego de retirarse en junio del Acuerdo de París con el argumento de que representaba un pacto desventajoso para la economía norteamericana, este nuevo paso generó nuevas preocupaciones en la comunidad internacional.

La única esperanza que por ahora parece seguir en pie fue la que hizo el mismo Trump días después de retirarse del Acuerdo de París. Entonces, aseguró que pensaba en un futro negociar un acuerdo más justo para su país.