Conversatorio de Colombia 2020

hace 5 horas

Un decreto permitiría explotar recursos de reservas indígenas en Perú, según ONG

Un decreto publicado en el diario oficial peruano que permite la explotación de recursos naturales bajo declaración de "necesidad pública" preocupa a las ONG peruanas. Dicen que pone en peligro las reservas territoriales de grupos indígenas en aislamiento voluntario

Los mascho piro son el grupo de indígenas en aislamiento voluntario más numeroso del que se tiene noticia. Viven en la Amazonía peruana.Ministerio de Cultura de Perú

La Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDDHH) de Perú y la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (Aidesep), la mayor federación de indígenas del país, advirtieron hoy que un decreto del Gobierno pone en riesgo a pueblos indígenas aislados o en contacto inicial (PIACI) de la Amazonía.

Ambas ONG criticaron que el decreto 1374, publicado el día 12 en el diario oficial El Peruano, permite la explotación de recursos naturales, bajo la declaración de "necesidad pública", dentro de las reservas territoriales establecidas para estos grupos indígenas que prefieren vivir al margen de la sociedad contemporánea. (Proteger a los indígenas aislados, una carrera contra el tiempo)

Esa norma, que va en línea con otra ley que data de 2006, es inconstitucional y vulnera la Declaración de las Naciones Unidas sobre derechos de los pueblos indígenas, la Convención Americana de Derechos Humanos, y el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), según las dos organizaciones.

Tanto la CNDDHH como Aidesep defendieron el absoluto carácter intangible de las reservas territoriales indígenas y conminaron al Estado, y especialmente al Ministerio de Cultura, a protegerlas frente a intereses económicos.
Recordaron que los pueblos indígenas en aislamiento voluntario o en contacto inicial son poblaciones de extrema vulnerabilidad por la recurrencia de enfermedades infectocontagiosas, anemia, desnutrición y pérdida territorial, así como por el abandono del Estado.

Perú tiene establecidas cinco reservas territoriales indígenas cerca a su frontera con Brasil, cuya extensión en su conjunto es de 2,8 millones de hectáreas de selva amazónica, donde viven al menos quince etnias indígenas en aislamiento voluntario, contacto inicial o no contactados, entre ellos algunos grupos todavía no detectados.

Allí se encuentran, entre otros, los Mashco-Piro, Mastanahua, Murunahua, Chitonahua, Amahuaca, Matsiguenga y Yora, tribus nómadas que caminan grandes extensiones de selva para recolectar frutos y cazar animales con los que se alimentan, y cuyas costumbres y tradiciones apenas han variado en cientos de años.

Estos grupos nativos pueden ser hostiles ante un eventual encuentro con ellos, como cuando en 2015 mataron a un hombre de un flechazo durante una incursión a una comunidad de indígenas insertados en la sociedad para acopiarse de frutos y otros alimentos. (Indígenas piden respetar el derecho a redefinir sus territorios)

Solo en la Reserva Territorial Kugapakori, Nahua, Nanti y Otros hay explotación de recursos naturales, pues antes de su declaración ya estaba instalado el proyecto gasífero de Camisea, la mayor reserva de gas del país. EFE

Temas relacionados