Una de las peores borrascas del siglo devasta una amplia región al este de España

Noticias destacadas de Medio Ambiente

Al tiempo que el gobierno español declaraba que vivimos en una era de "emergencia climática", el este del país ibérico fue azotado por una inusual borrascas que destruyó una inmensa zona agrícola y dejó varios muertos.

Al menos cuatro muertos y cuatro desaparecidos son el balance provisional de la borrasca Gloria en el este de España, un inusual temporal de precipitaciones, viento y oleaje que ha causado numerosos destrozos en el litoral mediterráneo. Algunos medios la catalogaron como una de las peores del siglo. Las fotos e imágenes satelitales dan cuenta de una enorme devastación. 

Mientras los bomberos, Guardia Civil y demás autoridades se esmeran por auxiliar a las víctimas y hacer frente a las emergencias, el gobierno comienza a estimar la gravedad de la situación. El evento climático comenzó a tomar fuerza desde domingo cuando se registraron abundantes precipitaciones de agua y nieve, rachas de viento de alrededor de 100 kilómetros por hora y olas por encima de diez metros.

"El agua se ha apoderado del delta", anunció el periódico El País, "Ha inundado campos y carreteras y las dificultades de movilidad han obligado a cancelar las clases en prácticamente la totalidad de escuelas de la comarca del Montsià y buena parte de las del Baix Ebre. El temporal ha causado severas afectaciones en el suministro eléctrico y en muchos otros servicios".

La borrasca Gloria fue provocada según los meteorólogos por el choque de una depresión en el Mediterráneo con un anticiclón situado en las islas británicas. Una de las zonas más afectadas fue el delta del Ebro, un importante parque natural al sur de Cataluña con una rica biodiversidad y numerosos cultivos de arroz.

Según el servicio europeo Copernicus, que analizó imágenes de satélite, el mar entró tres kilómetros sobre la costa. El colectivo local de productores de arroz informó que 3.000 hectáreas de cultivos quedaron inundadas.

Según la agencia meteorológica española AEMET, el temporal empieza a amainar este miércoles, si bien mantiene la alerta amarilla y naranja en las regiones de Cataluña y Baleares.

Aunque las tormentas esporádicas son una característica habitual del clima mediterráneo, España se ha visto sorprendida recientemente por varios episodios de lluvias torrenciales de inusual intensidad.

Cambio climático y eventos climáticos más extremos

Según un estudio publicado en octubre de la MedECC, una red de más de 600 científicos en el región Mediterráneo, "los episodios de fuertes lluvias pueden intensificarse entre 10-20%" debido al cambio climático.

De hecho el msimo servicio acaba de anunciar que el año 2019 fue el segundo más cálido jamás registrado en el mundo y culminó una década récord en temperaturas. Este incremento de temperaturas estaría asociado a la multiplicación de fenómenos climáticos extremos, como los incendios en Australia.

"Es innegable que se trata de señales alarmantes", subrayó a través de un comunicado Jean-Noël Thépaut, director del Centro Europeo de Previsiones Meteorológicas a Medio Plazo.

El temporal también está repercutiendo en el sureste de Francia, con nevadas a 200 metros de altitud que provocaron perturbaciones en el transporte terrestre, inundaciones y cortes de electricidad en 1.500 hogares.

La catástrofe ocurre justo cuando el gobierno español tomó una decisión histórica al declarar oficialmente que vivimos en un mundo en crisis ambiental. El Consejo de Ministros aprobó la Declaración ante la Emergencia Climática y Ambiental que desarrolla 30 líneas de acción. (Lea: España declara la emergencia climática).

El acuerdo que cuenta con el respaldo de una amplia mayoría del Congreso de los Diputados así como grupos ecologistas, busca promover cambios urgentes para contribuir a que la Tierra no supere en 1,5 ºC la temperatura global. Las medidas estarán centradas principalmente en sectores claves como el energético, el transporte, el agrícola y el industrial.

 

Comparte en redes: