Reunió 400 emprendimientos

Una feria que apuesta a los negocios verdes

En Bioexpo, empresarios de Estados Unidos, Canadá y España se aliaron con 33 emprendedores nacionales. En el evento se alcanzaron ventas totales por $3.570 millones.

El presidente Iván Duque y el ministro de Ambiente, Ricardo Lozano, durante el cierre de la edición 2019 de Bioexpo. Cortesía Ministerio de Ambiente

Colombia tiene un enorme potencial en negocios verdes. El país ha demostrado que puede liderar este mercado, desde el turismo sostenible hasta con los productos agrícolas y forestales. Y las cifras así lo demuestran, pues según la Oficina de Negocios Verdes del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, en el país hay 1.414 negocios de este tipo, los cuales generaron 21.053 empleos. (Lea: Unión Europea y MinAmbiente anunciaron cinco millones de euros para negocios verdes)

Ante este panorama, la Unión Europea y el Minambiente decidieron apostarle al desembolso de $19 millones para fortalecer los negocios verdes por medio del programa Desarrollo Local Sostenible. Tras el anuncio, voceros de la entidad explicaron, durante la edición de Bioexpo de este año, que “se han generado 683 negocios verdes y se ha prestado asistencia técnica a diez proyectos de manejo forestal comunitario”.

Tras el evento, el presidente Iván Duque dio instrucciones al director de Innpulsa para crear líneas de atención específicas y promover que los aceleradores de empresas de MinComercio apoyen a los emprendedores verdes.

Una apuesta que refleja que Colombia es un país con un gran potencial para el desarrollo de estos negocios. No en vano es el segundo país más biodiverso del mundo.

¿Qué es Bioexpo?

 

Bioexpo, la feria de negocios más grande de América Latina, se realiza cada dos años en Colombia con la ayuda y coordinación de las Corporaciones Autónomas Regionales (CAR). El objetivo del evento es servir de vitrina para los bienes y servicios verdes del país y así impulsar su oferta y demanda. “En este escenario se identifican opciones de negocios sostenibles a nivel internacional, nacional y regional que contribuyan al mejoramiento de la calidad ambiental del país”, explicó el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible en el evento de este año, que se realizó en Yumbo (Valle del Cauca) del 17 al 20 de octubre.

“Para nosotros Bioexpo es una plataforma, una puerta para mostrarnos en una región que no hemos estado. Ya tenemos cinco citas con compradores internaciones interesados en el producto, gracias al apoyo de Propaís y los organizadores de la feria. Nosotros, de alguna manera, estamos ayudando a conservar la especie permitiendo la polinización de cultivos aledaños a nuestros apiarios”, afirmó Ketty Cáceres, de Apiarios de la Sabana, uno de los negocios verdes.

Durante el evento participaron negocios verdes del sector de biocomercio, como negocios de artesanías y turismo de naturaleza; además de negocios relacionados con ecoproductos industriales. En este espacio se pretende fomentar el intercambio de experiencias entre empresarios, compradores y la ciudadanía para impulsar y posicionar los negocios verdes en el país. El ingreso es gratuito en cada nueva edición. (Puede leer: Bioexpo, la oportunidad para los negocios verdes)

Bioexpo Pacífico deja en alza a negocios verdes

 

Como un éxito calificaron los más de 25.000 asistentes a Bioexpo la edición de este año, que reunió a 400 emprendimientos verdes de Colombia y entregó como resultado en su rueda de negocios ventas totales por $3.570 millones. Además, productos como frutas, café, ají, panela orgánica, miel, limón, mermelada y bebidas serán exportados a Canadá, Estados Unidos y España. 

Al finalizar el evento, la Unión Europea anunció que, en compañía del Ministerio de Ambiente, desembolsará $19 millones para fortalecer los negocios verdes por medio del programa Desarrollo Local Sostenible. “Hemos decidido en la Unión Europea hacer una segunda fase de este programa de Desarrollo Local Sostenible, que seguirá los mismos ejes: gobernanza forestal, negocios verdes, familias con acuerdos de biodiversidad en parques nacionales y agregará un nuevo eje, que será economía circular, en reconocimiento a que Colombia es el primer país en América Latina que ha adoptado una estrategia de economía circular”, aseguró Patricia Llombart, embajadora de la Unión Europea en Colombia.

Tras el cierre de esta edición, quedaron verificados 683 negocios verdes que generan 21.000 empleos, 318 de los cuales son en setenta municipios.

Negocios verdes, cada vez con más financiación

 

Los negocios verdes están en auge. Según la Oficina de Negocios Verdes del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible en el país, actualmente hay 1.414 negocios de este tipo. 

De esos negocios que están establecidos en la actualidad, 400 hicieron parte de la más reciente edición de Bioexpo, que tuvo ventas en muestra comercial por más de $300 millones. Durante la feria se llevaron a cabo dos ruedas de negocios. La primera fue la nacional, que estuvo operada por Propaís y cerró negocios por $1.870 millones. La otra, liderada por Procolombia, cerró negocios por $1.657 millones y participaron nueve compradores de países como Estados Unidos, España y Canadá. (Le puede interesar: Ser “verde” en Colombia, un negocio de $80 mil millones)

“Ha sido un orgullo conocer los resultados de la primera rueda internacional realizada en esta feria, la cual se ha convertido en una oportunidad para que los negocios verdes del país lleguen a nuevos mercados (...) Seguiremos trabajando para identificar más emprendimientos sostenibles, promoverlos y abrir espacios que les permitan acceder a nuevos mercados”, dijo Ricardo Lozano, ministro de Ambiente.

BioExpo Pacífico en cifras

 

- 25 mil personas asistieron a la edición de este año de BioExpo Pacífico, la feria de negocios verdes más grande de Latinoamérica, que se realiza cada dos años en Colombia.

- 300 millones de pesos fue el monto de ventas comercial. Tuvo dos ruedas de negocios: una nacional y otra internacional, y se alcanzaron ventas por $3.570 millones.

- 9 compradores de países como Estados Unidos, España y Canadá cerraron negocios en la rueda internacional. El monto final fue de US$486.300.

- 398 negocios verdes participaron en la muestra comercial con productos y servicios amigables con el ambiente.

- 231 citas se alcanzaron entre los negocios verdes e importantes entidades durante las mesas de soluciones.

Los ejemplos de negocios verdes que participaron de Bioexpo

 

El arte y la cultura se impulsa en Sutatenza

María Muñoz, líder de la Corporación Arte y Cultura Sutatenza. / Fotos: Cortesía Ministerio de Ambiente

A pesar de que ya han pasado 60 años desde que aprendió a tejer con chin o caña de Castilla en su natal Sutatenza (Boyacá), María Ilvania Muñoz Molina tiene intactos esos recuerdos. Cuenta que a los 10 años sus padres y abuelos la impulsaron para que fuera parte de esta tradición familiar. Primero empezó a tejer con la calceta de la planta del plátano, luego incursionó en el chin.

Desde entonces, María Ilvania no ha parado de fabricar canastos y artesanías. Hoy, a sus 71 años, es la líder y representante legal de la Corporación Arte y Cultura Sutatenzana, un emprendimiento o negocio verde en el que participan 16 mujeres y cuatro hombres.

Adultos de la tercera edad, que en su mayoría son campesinos de Sutatenza (Boyacá), elaboran canastos con fibras naturales biodegradables en chin y fique, con el objetivo de promover y promocionar el uso de materiales degradables que sustituyen los plásticos, ayudando así a la preservación del medioambiente.

Además, la corporación, que se fundó en 2005, según comentó la Unión Europea, “realiza todo tipo de acciones que contribuyan al mejoramiento y progreso de los asociados, población minusválida y madres cabeza de hogar mediante la generación de empleo con fabricación y comercialización de productos artesanales”.

Resaltando sus tradiciones, los tejedores de Sutatenza esperan seguir hilando la historia de su pueblo. (Puede leer: Negocios verdes: la apuesta en tres regiones del país)

Palma de Iraca, el emprendimiento de Nariño

Lilian Rosero, líder de la Cooperativa Femenina Artesanal.

En Nariño se reúnen 56 familias rurales que han buscado representar por medio de las artesanías la cultura y el patrimonio de Sandoná, un municipio ubicado en el centro del departamento. La palma de Iraca o paja toquilla es la materia prima de los sombreros, bolsos, canastos y accesorios que fabrican.

De generación en generación, las personas del municipio han ido aprendiendo a tejer y a aprovechar los beneficios de la palma de Iraca. Lilian Rosero aprendió de sus padres y, desde que tenía 25 años, asumió el cargo de liderar la Cooperativa Femenina Artesanal (Coofa) en este municipio. Desde hace 34 años la cooperativa ha buscado ser una fuente de empleo sostenible en el que se transforma esta materia en una variedad de productos hechos a mano para su comercialización nacional e internacional. Además, pretende generar estrategias de economía para las mujeres dedicadas a este oficio.

La cooperativa está conformada en su mayoría por mujeres que han podido sacar adelante a sus hijos y brindarles oportunidades de estudio gracias las artesanías que fabrican. Hasta la fecha, más de 170 mujeres han conseguido líneas de crédito, así como adquirir conocimientos sobre administración de empresas. “Esta actividad permite mantener viva la tradición que ha sido heredada por nuestros ancestros, en la que el tejido se lleva en la sangre. Realizamos talleres y cursos con jóvenes y niños para seguir promoviendo este legado cultural en la región”, explicó Rosero.

Resguardos indígenas mantienen la tradición

Aimajushi promociona el avistamiento de aves en La Guajira.

En esta edición de la feria sobresalieron dos emprendimientos de los resguardos indígenas. El primero es Aimajushi, una empresa dedicada a promocionar el avistamiento de aves y recorridos por toda el área de las comunidades indígenas del río Ranchería (La Guajira).

En este resguardo se promueven proyectos productivos y eventos culturales mostrando la riqueza natural de las comunidades indígenas. Además, este negocio verde contribuye a garantizar la permanencia de las especies de vertebrados bajo amenaza de extinción, a proteger el hábitat de aves migratorias boreales y con la provisión de agua para el desarrollo de actividades productivas ambientalmente sostenibles.

En Meta los indígenas también son protagonistas. Allí el resguardo indígena Maguare, ubicado en la vía Puerto López, se dedica desde hace 16 años a promover el etnoturismo con estudiantes de colegio y universidades del país. La corporación está conformada por 22 familias, la mayoría de ellas fueron desplazadas en el Amazonas. Dentro del proceso de promoción y conservación de su cultura, el resguardo fabrica artesanías a partir de madera recuperada por la Corporación del Meta (Cormacarena) en operativos de incautación. Además, apoya la reforestación en la región. (Podría leer: Negocios verdes recaudaron $136.365 millones en 2017)

890819

2019-11-13T21:00:00-05:00

article

2019-11-13T21:00:02-05:00

[email protected]

none

-Redacción BIBO

Medio Ambiente

Una feria que apuesta a los negocios verdes

43

14629

14672