Una semana decisiva en la lucha contra el mercurio

Mientras avanza la Segunda Conferencia de las Partes del Convenio de Minamata (COP2), en Ginebra, Suiza, un grupo de congresistas, miembros de la sociedad civil y la academia presentan una petición oficial a la Corte Constitucional de Colombia para que apruebe la ley que ratifica el convenio de Minamata en el país.

Entre 2012 y 2013, las balsas mineras en el río Caquetá (Amazonía colombiana) se multiplicaron por 10. La contaminación con mercurio es consecuencia de ese aumento. Amazonas 2030

“La urgencia de tomar medidas para la gestión adecuada del mercurio en Colombia y para su eliminación es innegable. Los resultados de las mediciones de mercurio tomadas en todo el país son alarmantes y, lo que es peor, han sido reportadas sistemáticamente desde hace más de 15 años sin que se hayan tomado medidas efectivas para su control”. Así empieza la petición oficial que presentaron ayer un grupo de ocho congresistas, organizaciones de la sociedad civil y representantes de la academia ante la Corte Constitucional para que agilice la revisión de la Ley 1892 de 2018 que permitirá la ratificación del Convenio de Minamata en Colombia.

La iniciativa, liderada por WWF Colombia, El Foro Nacional por Colombia y un grupo de congresistas busca que el país cumpla con el último requisito para que el Convenio de Minamata se adopte formalmente en el país, lo que abriría las puertas para fortalecer estrategias consistentes para hacerle frente a los considerables efectos ambientales y de salud pública que viene generando el uso del mercurio en zonas como Chocó, la Amazonía, el Bajo Cauca y Antioquia. 

Hasta el momento, 101 países alrededor del mundo han ratificado el Convenio y aunque en Colombia fue aprobado por el Congreso desde el pasado 20 de marzo, aún requiere el visto bueno de la Corte Constitucional para que sea obligatorio en el país. Sin este trámite, el proceso no puede finalizarse y Colombia sigue por fuera del gran movimiento internacional para proteger la salud humana y los ecosistemas de este peligroso metal.

La petición se hace justo cuando representantes de todos los países que han ratificado el Convenio están reunidos en la Segunda Conferencia de las Partes del Convenio de Minamata (COP2), en Ginebra, Suiza, con la intención de buscar soluciones frente al uso, almacenamiento y disposición de los residuos de mercurio y la gestión de los sitios contaminados por el metal.

Aunque Colombia participa en esta COP, lo hace solo en calidad de observador, sin posibilidad de hacer parte de las negociaciones y la toma de decisiones. Esto es lamentable, si se tiene en cuenta que somos el país que más mercurio libera per cápita: por cada colombiano se liberan 1.6g de mercurio al año, lo que representa graves efectos para la salud de cientos de comunidades y ecosistemas estratégicos.

Por eso, a través de la petición, se insiste en la urgencia de tomar medidas para la gestión adecuada y eliminación del mercurio en Colombia, así como en la oportunidad que representa la suscripción del Convenio para afrontar esta problemática. Al hacer parte de este acuerdo internacional, los países tienen mayores opciones de acceder a apoyo financiero, así como asistencia técnica para implementar acciones más efectivas a nivel nacional.

La Amazonía también está contaminada por mercurio

El país tiene suficiente información para tomar medidas y cada vez cuenta con más información científica que demuestra la urgencia de actuar: además de todos los estudios que se han hecho en Colombia y que revelan altas concentraciones de mercurio en comunidades locales y especies como los delfines de río, esta semana, durante la COP de Minamata, WWF presentó un informe que alerta sobre el grave riesgo que corre la selva amazónica por el uso indiscriminado del mercurio en minería ilegal de oro.

De acuerdo con el documento, las actividades de minería de oro artesanal y de pequeña escala son las principales responsables de la contaminación por mercurio en la Amazonía, generando alrededor de 200 toneladas métricas de emisiones de mercurio cada año, que representan el 71% del total de la región.

Con base en estos resultados, el informe hace un llamado a los gobiernos a implementar políticas anti-mercurio eficientes, y en los casos que se requiera, acompañar a los pequeños mineros para que adopten medios de vida alternativos ambientalmente sustentables. Aunque todos los países Amazónicos han firmado el Convenio de Minamata, Colombia y Venezuela son los dos únicos países que aún no han terminado sus procesos respectivos de ratificación.

Sin embargo, todavía estamos a tiempo. Si todo sale como se espera, al final de la COP de Minamata, que termina el próximo domingo, los países podrían tener líneas más claras de acción contra esta amenaza silenciosa. En Colombia, la decisión que tome la Corte Constitucional en los próximos días será definitiva para definir el rol que juegue nuestro país en la lucha global contra esta grave problemática.

Alianza regional contra el mercurio

Con el fin de generar alternativas frente al desafío que afronta la Amazonía por la contaminación por mercurio, organizaciones, representantes de gobierno, investigadores y líderes indígenas crearon recientemente la Alianza Regional por una Amazonía Libre de Mercurio. A través de esta plataforma, en la que participan WWF, la Fundación Gaia Amazonas, la Fundación para la Conservación y el Desarrollo Sostenible, la Sociedad Zoológica de Frankfurt, y Parques Nacionales a través de la territorial Amazonia, entre otras instituciones de la región amazónica, se busca consolidar información a nivel del bioma para compartir lecciones aprendidas y desarrollar líneas de acción claras que ataquen la problemática desde un enfoque regional.

Representantes de la Alianza asistieron a la COP de Minamata y presentaron el avance del estudio Minería de oro y mercurio en los países del bioma amazónico, que revela datos claves sobre las dinámicas de uso y comercialización de este metal en la Amazonía. Este importante documento será lanzado oficialmente en 2019.

*Oficial de comunicaciones de WWF

825141

2018-11-22T16:39:49-05:00

article

2018-11-22T16:39:49-05:00

hcalle_250705

none

Viviana Londoño-WWF

Medio Ambiente

Una semana decisiva en la lucha contra el mercurio

50

5947

5997