Ya es posible reciclar el aceite de cocina usado en Colombia

El Ministerio de Ambiente emitió la resolución que permite el aprovechamiento de este residuo a gran escala para diversos fines.

Los aceites industriales de cocina pueden estar hecho de cualquier tipo de vegetal, desde el girasol hasta la palma de aceite africana.Pixabay

Una botella de aceite de cocina es una de esas cosas que no pueden faltar en una casa. La industria de alimentos tampoco puede vivir sin él: lo necesita para fritar papas, plátano, yucas. El problema es que el aceite, sobre todo después de usado, es altamente contaminante y obstruye los sistemas de acueductos y alcantarillado. Solo un litro de aceite de cocina puede contaminar hasta 1.000 litros de agua. Si bien cuando las casas particulares lo usan la contaminación puede mitigarse, no es el caso de la industria y las grandes empresas.

Por esa razón el Ministerio de Ambiente emitió la resolución 0316 de 2016, en la que regula el reciclaje de este residuo para empresas y grandes complejos industriales. Hasta el pasado primero de marzo no existía en el país una ruta legal para dejar de botar en la tubería este líquido. Allí, el Ministerio traza la hoja de ruta para aprovechar el aceite usado a gran escala.

Los primeros responsables en el asunto son los productores, comercializadores y distribuidores del aceite vegetal comestible. De acuerdo con la resolución, son ellos quienes deben informarle a sus compradores en dónde, cómo y con quiénes pueden adelantar la recuperación del aceite una vez sea usado. Estas campañas de información, que deben realizar a más tardar hasta enero de 2025, deben ir dirigidas tanto al sector industrial como a las personas particulares.

En las casas, lo único que debe hacerse es almacenar el aceite de cocina usado en una botella plástica y posteriormente llevarlo a los puntos de reciclaje del mismo.

Las industrias, por otra parte, lo primero que deben hacer las industrias para reciclar el aceite de cocina usado es inscribirse ante la autoridad ambiental donde se haga el aprovechamiento del recurso. La inscripción debe contener los datos básicos de la empresa: razón social, NIT, representante legal, teléfono, dirección, entre otros.

Allí mismo deben inscribirse los gestores, es decir, aquellas empresas que vayan a recibir los aceites usados para limpiarlo, purificarlo y tratarlo hasta finalmente convertirlo en biodiesel.

La resolución contempla además que en los primeros quince días de cada año, los industriales y prestadores de servicios deben informar a la autoridad competente la cantidad de aceite de cocina que usaron durante el año anterior, así como las constancias de que cada kilogramo fue llevado ante un gestor para su aprovechamiento.

La resolución flaquea a la hora de imponer sanciones a quienes no cumplan con esta norma ambiental, pues no contempla ningún tipo de multa. 

Además, da un plazo de cinco años a los comercios y gestores para inscribirse ante la autoridad ambiental lo que, en últimas, implica que tendrán que pasar como mínimo siete años para que las empresas empiecen a reciclar estos residuos que, una vez llegan al mar, se convierten en una densa capa que bloquea la entrada de luz solar y el intercambio de oxígeno entre el agua y el aire, generando condiciones que pueden llevar a la muerte a los animales y plantas atrapados bajo su manto.