¿Cómo hacer turismo sostenible?

Noticias destacadas de Mundo Destinos

Consejos prácticos para que en sus vacaciones involucre comportamientos responsables para minimizar el impacto negativo en las comunidades y contribuya con el medio ambiente.

Son muchas las empresas de la industria turística que ya están tomando medidas para reducir su huella de carbono. Existen aerolíneas, por ejemplo, que limitan el uso de plásticos en su operación y hoteles que crean conciencia sobre el uso de los recursos.

Sin embargo, como turistas hay varias cosas que es posible hacer. El buscador de vuelos y hoteles, Viajala, ha recopilado algunos consejos prácticos.

Usar un método de transporte diferente al avión: muchas veces, para trayectos cortos, existe la posibilidad de elegir una alternativa diferente al vuelo en avión. En Europa, por ejemplo, los países están muy bien conectados a través del transporte ferroviario y esto significa un gran cambio en las emisiones generadas.

Compensar las emisiones: “Una buena opción a la hora de volar es realizar un aporte voluntario de una cantidad de dinero proporcional a las toneladas de carbono emitidas” Asegura Catalina Jaramillo, Cofundadora de Viajala. Este dinero usualmente se destina a proyectos que reducen o absorben estas emisiones como: energías renovables, tratamiento de residuos, reforestación, conservación etc. Algunas aerolíneas ya permiten agregar este costo adicional al hacer la compra de los pasajes, sin embargo, también existen plataformas dedicadas a calcular la huella de carbono de acuerdo al trayecto realizado en avión para poder compensarla.

Volar directo: en el despegue es cuando más se emiten gases de efecto invernadero, por eso es recomendable, en la medida de los posible, y aunque cueste un poco más, elegir vuelos directos antes que con escalas. Usualmente los buscadores, como Viajala, tienen la posibilidad de filtrar las opciones por la cantidad de paradas.

Implementar prácticas sostenibles: no tirar basura en espacios públicos, respetar las políticas de separación de residuos del lugar, evitar los plásticos de un solo uso, utilizar transporte público y hacer uso adecuado del agua y la luz.

Respetar el medio ambiente y la cultura: en el destino es importante buscar generar el menor impacto posible no alterando la fauna y flora, siguiendo los senderos demarcados y contratando servicios locales que favorezcan a la comunidad.

Sostenibilidad es clave para consolidar a Colombia como destino de naturaleza: National Goegraphic

Colombia, como un país de vastos contrastes geográficos, en el que en un solo territorio existen cinco regiones y ecosistemas diferentes entre sí y cada uno con riquezas naturales particulares, es el segundo país más biodiverso del mundo después de Brasil, lo que lo ubica como referente mundial en la materia.

Así lo reconocen medios internacionales tan influyentes como National Geographic, cuyo editor, Costas Christ, se refirió a la importancia de Colombia en variedad de fauna y flora. El experto explicó, además, que esta abundancia debe ser protegida y que solo fomentando un turismo sostenible es posible preservar joyas ambientales.

“El país tiene el potencial para ser un destino de turismo de naturaleza de talla mundial, pero es importante que desarrolle ese turismo de acuerdo con los principios de sostenibilidad. Si Colombia sigue los preceptos de sostenibilidad puede ser uno de los principales, o tal vez el principal destino para viajes de naturaleza”, señaló Christ.

De acuerdo con The International Ecotourism Society (TIES), el crecimiento vertiginoso del turismo en el mundo, el cual representa el 9 por ciento del PIB mundial, genera 1 de cada 12 empleos y contribuye con el 29 por ciento de las exportaciones de servicios, obliga a la industria a plantear unas mejores prácticas con el fin de generar el menor impacto posible en los territorios, generando ingresos a las comunidades y protegiendo la biodiversidad.

En este sentido, de acuerdo con dicha organización internacional, la actividad del ecoturismo proporciona incentivos económicos efectivos para conservar y mejorar la diversidad biocultural y ayuda a proteger el patrimonio natural y cultural del planeta cuando se implementan principios sostenibles.

Algunos de estos puntos son minimizar los impactos físicos o sociales; crear consciencia y respeto ambiental y cultural; brindar experiencias positivas para visitantes y anfitriones; dar beneficios económicos para la conservación, además de la población local y la industria privada; diseñar, construir y operar instalaciones de bajo impacto; y reconocer los derechos y las creencias espirituales.

El caso colombiano

Es así como se ha mostrado un compromiso decidido y se ha participado de manera activa en iniciativas globales como en el Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo, declarado por la ONU y la Organización Mundial del Turismo (OMT). 

Además, desde ProColombia se está haciendo un trabajo de identificación, adecuación y promoción de aquellas regiones inexploradas que hoy se abren al mundo para ofrecer productos diferenciados que resalten las ventajas competitivas de Colombia en la escena turística sostenible. De esta manera, se busca mostrar al mundo la oferta en naturaleza, aventura o cultura de departamentos como Caquetá, Putumayo, Casanare, Vichada, Guaviare, Guainía o Meta.

(LEA TAMBIÉN: ¿Qué significa ser un destino sostenible?)

Actualmente el país tiene 21 destinos turísticos sostenibles certificados por MinComercio como La Macarena (Meta), Salento (Quindío), Santa Rosa de Cabal (Risaralda), Mompox (Bolívar) o Ciénaga, (Magdalena). Lo anterior demuestra el interés del país para posicionarse como un destino sostenible, cumpliendo con todos los requisitos de protección.

 

Comparte en redes: