7 parques temáticos en Colombia que puede visitar después de la pandemia

Noticias destacadas de Mundo Destinos

Una de las múltiples opciones que hay para divertirse, mientras aprende, son los parques temáticos. En Colombia hay de todo tipo: para los amantes de los dinosaurios, de la ciencia, de los animales, del café, entre otros. Estas son algunas de las opciones.

1. Bioparque Los Ocarros y la biodiversidad de la Orinoquia

Villavicencio, Meta

En un espacio que inspira paz y respeto al medio ambiente; un aula abierta a la investigación, la educación y una esperanza para la conservación de la biodiversidad de la Orinoquia.

Allí, según el bioparque, podrá experimentar un día inolvidable junto con familiares y amigos en un impactante lugar ecológico comprometido con la preservación, rehabilitación y conservación de la fauna nativa de los Llanos Orientales.

El Bioparque es un zoológico de fauna llanera, donde se puede ver osos, jaguares, anacondas, ocarros, serpientes, cocodrilos, entre otras especies, a tan solo cinco minutos de Villavicencio (Meta), en la vía que conduce al municipio de Restrepo.

Un lugar de 5.5 hectáreas que cuenta con amplias zonas, las cuales sirven de hábitat para alrededor de 680 animales de 150 especies propias del ecosistema de la región.

En este parque temático se realizan recorridos especializados y eventos para uno o varios días, así como talleres, conferencias y seminarios.

Actualmente, mientras reabren sus puertas, están haciendo transmisiones en vivo desde el bioparque respondiendo preguntas, mostrando algunos de sus animales y hablando sobre la importancia de estos espacios de biodiversidad y sostenibilidad. Así mismo, Los Ocarros está recibiendo donaciones para contribuir con el bienestar de la flora y fauna del parque.

2. Parque Temático Gondava, el gran valle de los dinosaurios

Sáchica, Boyacá

Gondava está ubicado en el municipio de Sáchica, Boyacá, cerca a la población de Villa de Leyva. Es el primero en su género en el país y en él se exhiben réplicas de tamaño real de animales extintos, en su mayor parte dinosaurios.

Como lo dice el parque, definitivamente el mundo era muy diferente, no se parecía en nada a lo que es hoy, y es que para poder entender cómo era, es necesario ser conscientes de toda la grandeza que caracterizó a la tierra años atrás, pero sobre todo entender la evolución, esa que hizo posible el desarrollo de los organismos para que pasaran gradualmente de un estado a otro.

Hace alrededor de 200 millones de años, impresionantes movimientos telúricos dividieron la gran masa de tierra llamada Pangea, y tras su fragmentación, se crearon los continentes antiguos.

Remontándonos a ese lugar donde todo comenzó, surge Gondava, cuyo nombre, antigua y misteriosa palabra, evoca a Gondawana, Laurasia y al Mar de Téthys, extraordinarios y mágicos lugares de helechos gigantes y grandes coníferas, rocas inmensas, caminos áridos y lagos cristalinos de aguas profundas donde por primera vez se comenzaron a ver los dinosaurios. Un lugar extraño donde la existencia de los humanos era todavía inimaginable.

El Gran Valle de los Dinosaurios, llamado Gondava, nos lleva a través de la evolución en ese tiempo y a esa tierra tan fascinante para nosotros. Así era el mundo, un mundo de gigantes llenos de vida y fuerza. Sí, eran majestuosos. Y somos muy afortunados al tener la posibilidad de experimentar una vida diferente, una era extraña, un mundo de seres grandiosos, de seres que evolucionaron; podemos aprender del pasado para ahora, ir hacia adelante y dar pasos de gigante.

3. Parque Explora: planetario, acuario, ciencia y tecnología en un solo lugar

Medellín, Antioquia

El Parque Explora - Acuario - Planetario, que ya reabrió sus puertas, es un centro interactivo para la apropiación y la divulgación de la ciencia y la tecnología con más de 300 experiencias interactivas repartidas en varias salas y espacios de experimentación para todos, además de uno de los acuarios más grandes de Suramérica.

También es el centro de difusión y promoción científica y tecnológica más importante de Medellín, y ofrece a la población local y a los visitantes la posibilidad de estimular su creatividad, experimentar, aprender divirtiéndose y construir conocimientos para el desarrollo, el bienestar y la dignidad de la ciudad.

Algunos de sus escenarios crean y movilizan una opinión pública informada y deliberante: la Sala infantil, diseñada para niños de cero a seis años; la sala de proyecciones 3D, pionera en efectos especiales en la ciudad; y la Sala Abierta, que ofrece experiencias de Física en gran formato en medio de fértiles jardines nativos y un bosque de niebla.

Explora está ubicado en la zona norte de Medellín, que en los últimos años ha pasado de ser un entorno marginal a convertirse, con nueve proyectos más, en el mayor atractivo turístico de la ciudad, eje del futuro distrito educativo de ciencia y tecnología.

“Somos un parque de ciencia y tecnología, un acuario, un planetario. Somos espacios versátiles, escenarios memorables ubicados bajo el agua, al borde del universo y en salas premiadas nacional e internacionalmente por sus experiencias poco convencionales, que permiten vivir el significado más profundo y verdadero de la innovación”, dice el Parque Explora.

“Pero más que una obra física, somos una idea en expansión con vigorosa vida fuera del Parque, pues desde hace un tiempo nuestros dominios se extendieron a otros barrios de la ciudad, e incluso a otros municipios de Antioquia, a través de talleres, procesos comunitarios y experiencias itinerantes como el Exploramóvil”, añaden.

El parque, durante esta primera fase de reapertura, reducirá al 30 % de su capacidad total, es decir, solo 300 personas podrán entrar, y solo habilitara cuatro áreas: la Sala Abierta, la Exposición Microvida, el acuario y la Exposición Dinosaurios. Y, aunque las actividades que ofrece son al aire libre, será necesario que los visitantes utilicen, de manera obligatoria, los tapabocas. Además, habrá estaciones de desinfección y los baños fueron adaptados para reducir el contacto, entre otras medidas de bioseguridad.

(Le puede interesar: Este es el protocolo de bioseguridad para reapertura del Parque Explora)

4. Parque del Café, tradiciones cafeteras

Montenegro, Quindío

El Parque del Café está inmerso en el mar de verdes del Paisaje Cultural Cafetero colombiano y es considerado como uno de los parques temáticos más importantes de Latinoamérica.

“Somos un lugar con alma que rinde homenaje a las más de quinientas mil familias cafeteras de nuestro país, una mezcla perfecta entre diversión, paisaje, cultura, adrenalina, café, arte, tradición, arquitectura, gastronomía, aventura, alegría, sano esparcimiento y muchas experiencias que encontrará en un área 125 hectáreas, 58 de ellas construidas en una mezcla perfecta entre lo tradicional y lo moderno, con más de 20 atracciones mecánicas y culturales”, dice el Parque.

Y añade que “las puertas de nuestro Parque continúan cerradas, es necesario quedarnos en casa, para pronto ser testigos nuevamente de inolvidables experiencias de diversión con Sabor a Café”.

El Parque del Café es una entidad sin ánimo de lucro, creada el 24 de febrero de 1995 por la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia y el Comité Departamental de Cafeteros del Quindío. Su objetivo principal es mostrar en un contexto natural, divertido y seguro el desarrollo que genera el café en nuestro país para rendir un homenaje a la pujanza de los cafeteros en Colombia.

El parque está ubicado en la zona central cafetera de Colombia, en el centro occidente del país, a 20 minutos de Armenia, capital del departamento del Quindío y a cinco minutos del municipio de Montenegro.

El Parque del Café ya cuenta con todos los protocolos dispuestos y están listos para abrir sus puertas con 30 % de aforo. Están esperando el permiso del gobierno nacional.

(Le puede interesar: Siete Pueblos Patrimonio de Colombia para visitar cuando pase la pandemia)

5. Panaca, el primer parque temático agropecuario del mundo

Quimbaya, Quindío

El Parque Nacional de la Cultura Agropecuaria, Panaca, cuenta con un gran sendero rodeado de naturaleza, el cual lo llevará por 10 estaciones en las que encontrará más de 4.500 animales con los que podrá jugar, interactuar e incluso alimentar.

Durante el recorrido visitará las Estaciones de Ganadería, Especies Menores, Avestruces, Porcicultura, Felina, Granja Integral, Canina, Agronomía y finalmente la Estación Equina. En los coliseos de estas estaciones lo sorprenderán con seis shows llenos de magia, risas, acrobacias, trovas y diversión sin límites.

En el Cerdódromo ‘Juan Chancho Monto-ya’, por ejemplo, se divertirá y le podrá apostar al cerdito más tierno; Flor Azucena y Campo Alirio le recordarán por qué sin campo no hay ciudad; y en el espectáculo de talla mundial ‘Travesía Cinco Continentes al Galope’, a través de la magia, los unicornios y la música, le recordarán la importancia de perseguir los sueños hasta alcanzarlos.

En Panaca también tienen actividades extremas como el Canopy más largo y extremo de Colombia, dos Puentes Tibetanos, cabalgatas y actividades llenas de fuertes emociones. Actividades en contacto con diversos animales y la más imponente fauna y flora de la Región Cafetera.

6. Parque Temático Manoa y la cultura Muisca de manera lúdica y extrema

Paipa, Boyacá

Sobre un tapete verde de vegetación, ubicado en la vereda El Hato del municipio de Tuta, a 15 minutos de Paipa (Boyacá), se encuentra Manoa Parque Temático. Un espacio en el que aprender de la cultura muisca consiste en llenar el cuerpo de adrenalina.

Desde la llegada, rodeada de montañas con el típico clima boyacense, da la sensación de que será una experiencia diferente. Al ingresar ya es un hecho. La bienvenida al parque consiste en un breve ritual en el que las personas piden un deseo y recitan unas frases, orientados por los guías.

Una vez en el parque, las personas eligen por dónde empezar. Hay actividades para todos los gustos. Pueden escoger entre hacer el recorrido por el laberinto temático más grande de Colombia, que representa el calendario sacerdotal de la cultura muisca, o podrán elegir otras estaciones temáticas, como juegos para niños, senderos ecológicos o cabalgatas.

Para los amantes de la adrenalina y los deportes extremos, la recomendación es hacer arborismo, modalidad de turismo de aventura que implica el desplazamiento entre los árboles. Allí hay cinco tirolinas, puentes tibetanos, puentes en movimiento, surfing aéreo, muros de escalar, lianas, entre otros.

(Le puede interesar: Manoa, un parque para aprender sobre la cultura muisca)

7. Parque Suruma, una experiencia sobre la selva amazónica y sus saberes

Mocoa, Putumayo

El Parque Suruma es un centro de investigación y recuperación de fauna y flora del Amazonas. Una de sus labores principales, según los guías del parque, es recuperar animales que han estado en cautiverio o forzados a estar fuera de su hábitat natural.

Suruma es un vocablo derivado de la lengua indígena Uitoto, que evoca a la danta como un animal emblemático de la Amazonia, y, por lo tanto, es una de las especies que se puede ver en este parque que está dentro del área del Centro Experimental Amazónico, ubicado en el kilómetro ocho de la vía que conduce de Mocoa a Villagarzón (Putumayo).

Otros de los animales que se encuentran en el parque son: panteras, jaguares, anacondas y los grandes pirarucús, los tradicionales peces del Amazonas, que son los segundos peces de agua dulce más grandes del mundo, después del esturión beluga (Huso huso).

La Posada Turística Dantayaco que ofrece los servicios de alojamiento, alimentación e información turística es una buena opción para planear, y luego vivir una gran experiencia en su viaje a Putumayo.

(Le puede interesar: “En Putumayo enfrentamos la violencia, la avalancha y ahora el COVID-19”)

Comparte en redes: