7 destinos en Colombia donde el turismo es responsable y sostenible

Noticias destacadas de Mundo Destinos

El turismo sostenible es de gran importancia para todas las regiones del país porque beneficia a las comunidades locales y conserva el patrimonio natural y cultural del país. Estas son algunas recomendaciones de la Asociación Colombiana de Turismo Responsable (Acotur).

El secretario general de la Organización Mundial del Turismo (OMT), Zurab Pololikashvili, aseguró que “la sostenibilidad ya no debe ser un nicho del turismo, sino que debe ser la nueva norma en todos y cada uno de los segmentos del sector".

El turismo responsable, según Juan Fernando Calle, director general de Ecoglobal Expeditions, agencia que pertenece a Acotur:

  • Minimiza los impactos negativos desde el punto de vista económico, ambiental y social.
  • Genera mayores beneficios económicos para la población local y mejora el bienestar de las comunidades anfitrionas, las condiciones de trabajo y el acceso a la industria.
  • Involucra a la población local en las decisiones que afectan a sus vidas y a sus oportunidades.
  • Contribuye positivamente a la conservación del patrimonio natural y cultural y al mantenimiento de la diversidad mundial.
  • Ofrece experiencias más agradables a los turistas a través de conexiones más significativas con la población local y de una mayor comprensión de las cuestiones culturales, sociales y ambientales locales.
  • Facilita el acceso a personas con movilidad reducida y tiene en cuenta los aspectos culturales ya que promueve el respeto entre turistas y anfitriones y contribuye al orgullo y a la confianza local.

“El turismo sostenible es la apuesta más importante que puede hacer el sector del turismo para posicionar a Colombia como un destino de altísima calidad a nivel internacional”, dice el viceministro de Turismo, Julián Guerrero Orozco. Y recuerda que Colombia es el sexto país en riqueza hídrica del mundo, y debemos cuidar esos recursos, así como la fauna y flora que nos hace especiales y atractivos ante el mundo.

“Colombia es uno de los 17 países más megabiodiversos. Tenemos que poner el turismo como una herramienta para la conservación de ese patrimonio”, afirma Guerrero Orozco.

(Lea también: Colombia le abre las puertas al turismo: “La palabra clave de la reactivación es confianza”)

Esto son siete destinos en los que las empresas afiliadas a Acotur promueven el turismo responsable y sostenible.

1. Caño Cristales

Hacer un tour a Caño Cristales, en el Meta, es quizá uno de los planes de turismo de naturaleza favoritos en Colombia. El río de los cinco colores es ideal para el senderismo, apreciar la belleza de las formaciones rocosas y disfrutar de la cultura llanera. Los planes en Caño Cristales también permiten explorar lugares en el río Guayabero y el Parque Natural Serranía de La Macarena.

Hacerlo de manera responsable es fundamental para su sostenimiento.

(Vea también: En fotos: Un recorrido desde casa por los siete colores de Caño Cristales)

2. Amazonas

En el Amazonas colombiano hay decenas de opciones de turismo que contribuyen al cuidado de sus comunidades y del medio ambiente, por eso, es un lugar ideal para los turistas que buscan tener contacto extremo con la naturaleza y conocer algunas de las culturas más representativas del país.

Como gigantescas venas, por esta región atraviesan majestuosos ríos que facilitan transacciones comerciales y desplazamientos hacia lugares inigualables en medio de la selva, poblaciones apartadas, resguardos, parques y reservas naturales.

Los grupos indígenas conceden a este territorio una multiplicidad étnica incomparable. Conocer sus rituales, cultura y creencias, interactuar con los líderes de las comunidades y comprender su relación con la naturaleza es una experiencia única que evoca el encanto auténtico del Amazonas, uno de los pulmones del mundo.

3. San José del Guaviare

Guaviare es sinónimo de vida, de biodiversidad y de resistencia. Este departamento es el límite natural entre los Llanos Orientales y la Amazonia, y pisar su suelo significa entrar en un universo de riqueza natural y cultural.

En los últimos años han nacido decenas de emprendimientos enfocados en el turismo sostenible y de naturaleza, mientras más viajeros nacionales y extranjeros visitaban la zona, sus habitantes se enorgullecían más de su territorio y lo protegían como parte de su familia. La Empresa Comunitaria para el Desarrollo Rural del Guaviare (Ecoguaviare) y la finca ecoturística Beraca Charco Indio son algunos de los ejemplos exitosos.

(Lea también: Guaviare renace con el turismo)

San José del Guaviare está nominado a los World Travel Awards 2020, conocidos como los “Óscar del Turismo”, en la categoría de Mejor Destino Emergente de Sudamérica.

4. Bahía Solano

Viajar a Bahía Solano, en Chocó, es descubrir un rincón biodiverso del Pacífico. Recorra las playas de El Almejal y El Valle, disfrute de las refrescantes aguas del río Tundó o visite cascadas en medio de la selva. Si es un aventurero también puede visitar el Parque Nacional Natural Utría, pocos lugares reúnen tanto misterio y belleza a la vez, como la Ensenada de Utría.

Bahía Solano también es muy demandado por ecologistas y viajeros amantes de la naturaleza, gracias al avistamiento de ballenas, desde donde es posible verlas, incluso, sin embarcarse en una lancha. Los atardeceres del Pacífico son algunos de los más inolvidables.

(Lea también: 7 destinos en Colombia para ver ballenas jorobadas)

Awake cuanta con destacadas experiencias para disfrutar de este destino.

5. Sierra Nevada de Santa Marta

La Sierra Nevada de Santa Marta fue declarada como la concentración de biodiversidad más irremplazable del mundo por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), testimonio del nivel más alto de endemismo.

Además, la Unesco la declaró Reserva de la Biosfera y Patrimonio de la Humanidad, en 1979, dada la red de ecosistemas que albergan innumerables formas de vida y que son hogar de varias comunidades indígenas.

Según Colparques “La Sierra es la cuna de los Tayrona, la más monumental y singular civilización indígena del país. Allí viven alrededor de 30,000 indígenas de las etnias Kogui, Arhuaco, Kankuamo y Wiwa (Arsarios). Es la montaña más alta del mundo a orillas del mar y tiene las dos montañas más altas de Colombia, los picos Colón y Bolívar”.

La Sierra Nevada de Santa Marta ofrece diversas actividades para los viajeros. Entre ellas se encuentran las excursiones de flora y fauna y las visitas a bosques, miradores, playas, cascadas y piscinas naturales. También es posible practicar el montañismo, hacer senderos interpretativos y planear recorridos en bicicleta.

(Lea también: 7 lugares ideales para el avistamiento de aves en Colombia)

6. Guajira

En el punto más al norte de Sudamérica se encuentra uno de los lugares por excelencia para la práctica del ecoturismo, gracias a la presencia de tres parques naturales en los que se preservan una amplia cantidad de especies animales y vegetales. Además, para quienes buscan una propuesta más clásica, el mar Caribe invita a bañarse en sus aguas y recostarse o pasear en las arenas que baña.

(Lea también: 7 destinos de naturaleza en Colombia)

7. Eje Cafetero incluido Parque de los Nevados

El tradicional Eje Cafetero es una de las regiones más biodiversas del país, con alturas desde los 170 m.s.n.m hasta los 5.321 m.sn.m que contemplan 8 microclimas.

Esta biodiversidad ha permitido la construcción de productos turísticos en medio de la naturaleza, ideales para los amantes de las montañas, las lagunas, los pueblos coloridos y coloniales, y por supuesto, el café. En el Eje Cafetero también podrá visitar Panaca y el Parque del Café, jardines botánicos, aguas termales y hasta nevados.

(Lea también: 7 lugares para hospedarse en Colombia y disfrutar lo mejor del café)

Toda la riqueza del turismo en Colombia se puede disfrutar en esta región del país, donde hay opciones de diversión y entretenimiento para todos los gustos.

Por su parte, el Parque Nacional Natural Los Nevados, según Parques Nacionales Naturales de Colombia, conserva parte de la biodiversidad que se encuentra en los ecosistemas glaciares, páramos y bosques alto andinos únicos en nuestro país, ofreciendo importantes servicios ecosistémicos de bienestar, provisión de agua para el desarrollo económico de la ecoregión del eje cafetero y para el desarrollo de actividades ecoturísticas por sus montañas nevadas. Se encuentra ubicado en la Cordillera Central de los Andes colombianos, con una extensión de 61.420 hectáreas en jurisdicción de los departamentos de Tolima, Risaralda, Quindío y Caldas

(Lea también: ¿Cómo hacer turismo sostenible?)

Paula Cortés Calle, presidenta de la Asociación Colombiana de Agencias de Viajes y Turismo (ANATO), dice que “Para ser más sostenibles y responsables debemos crear estrategias a largo plazo que involucren a las comunidades. Debemos trabajar por la conservación de los recursos naturales y culturales para darles un uso prolongado en el futuro. Es importante también tener en cuenta que el desarrollo turístico se planifica y gestiona con el objetivo de evitar un impacto negativo ambiental y sociocultural, y de garantizar la satisfacción de los turistas”.

Comparte en redes: