Colombia le abre las puertas al turismo: “La palabra clave de la reactivación es confianza”

Noticias destacadas de Mundo Destinos

La industria de la felicidad —que en 2019 generó 16,9 millones de empleos, el 7,9 % de la fuerza laboral de América Latina— está de regreso. Entrevista con Julián Guerrero Orozco, viceministro de Turismo, sobre la reactivación de los viajes en Colombia, sus retos y oportunidades y la sostenibilidad como nueva normalidad.

¿Ya todos los colombianos podemos viajar?

El Decreto 1168 permitió toda la actividad turística desde el 1.° de septiembre con cuatro excepciones: bares, discotecas, eventos masivos y consumo de alcohol en espacios públicos y establecimientos de comercio. Ahora bien, en esas cuatro restricciones que hay se pueden solicitar pilotos; o sea no están completamente prohibidas, solo se necesitan los pilotos que tienen que tener aprobación del Ministerio del Interior con concepto previo del Ministerio de Salud.

¿Cuál es la recomendación para los viajeros?

La industria ha estado durante estos meses preparándose para esa reapertura gradual. Es una invitación a recorrer este país maravilloso que tenemos, pero sobre la base del autocuidado, el autocontrol, la responsabilidad, la disciplina social, para que podamos seguir avanzando en ese camino de la reapertura y no tengamos que adoptar medidas que nos retrasen esa reactivación.

Lo primordial en este distanciamiento individual responsable es la disciplina ciudadana y el seguimiento, de manera estricta, de los protocolos de bioseguridad.

¿Qué significa para Colombia reabrir el turismo?

Algo muy importante. Este es uno de los sectores económicos que se venía posicionando de mejor manera en los últimos años y donde veíamos que había una oportunidad gigantesca no solo de generación de ingresos, sino de empleos. Colombia sigue siendo un destino muy atractivo y, como consecuencia de la pandemia y de las tendencias que estamos viendo, lo será aun más, gracias a nuestras oportunidades en el turismo de aventura, rural, de naturaleza. Tenemos mucho por descubrir, cuidar y aprovechar.

¿Por qué es tan importante este sector en Colombia, sobre todo en las regiones?

Porque el turismo tiene la característica de ser un elemento dinamizador de la economía de los territorios de una manera expedita y comparativamente más fácil que otros sectores. Un campesino con unos binoculares es un empresario de turismo en potencia, y entonces podemos valernos de esa, que es la industria de la felicidad, para promover el desarrollo regional, incluso en lugares que antes eran difíciles de visitar y que hoy tienen una riqueza natural y cultural excepcional.

(Lea también: Casanare cambió el petróleo por el ecoturismo)

¿Cómo generar confianza en los viajeros?

La palabra clave de la reactivación es “confianza”. Ya la actividad turística está autorizada, pero podemos estar en un escenario en donde la demanda sea tan bajita, que es como si en la práctica estuviera cerrada.

El sello de bioseguridad turística Check in Certificado es una forma de reconocer a aquellos prestadores de servicios turísticos que están implementando adecuadamente los protocolos de bioseguridad, que lo que buscan es reducir la probabilidad de contagio y de esta manera generar confianza entre los viajeros para que demanden servicios turísticos.

Es importante decir que este sello es un modelo a nivel internacional. Nos han invitado a mostrarlo en el Comité de Crisis de la Organización Mundial del Turismo (OMT), lo han puesto como ejemplo en el Consejo Mundial de Viajes y Turismo, y otros países de la región nos han pedido acompañamiento y asesoría porque quieren desarrollar un modelo similar.

¿Qué lo diferencia de otros sellos?

Nosotros nos valimos de los organismos evaluadores de la conformidad, reconocidos por el Organismo Nacional de Acreditación de Colombia (ONAC), para que sean ellos los que hagan esa certificación; es decir, zapatero a tus zapatos, un tercero, imparcial, independiente y, sobre todo, con las credenciales para hacer esos procesos.

Hoy en día tenemos trece organismos evaluadores de la conformidad y el resultado ha sido muy positivo. Aerolíneas como Avianca, Viva Air y Latam ya tienen el sello; cadenas de hoteles, los aeropuertos principales del país, y hay varios miles de prestadores que están en el proceso de obtenerlo.

Ese sello, además, logramos que tuviera el aval de la OMT. Fue el primero en el mundo que tuvo ese respaldo formal y oficial.

¿De qué otra forma impulsarán el turismo?

Entre otros, uno de los proyectos más lindos en los que estamos trabajando es el de las Narrativas Regionales en Turismo. Viajar no es solo estar físicamente en un sitio; viajar también es ese recorrido intelectual, emocional, espiritual. Y hoy en día, el secreto para viajar bien es la capacidad de conectar el viaje físico con el interior, para llenarlo de sentido, de significado, para tener experiencias memorables únicas y transformadoras.

El mundo ha pasado de los viajes de mero entretenimiento a los viajes de enriquecimiento personal. Y en ese sentido estamos desarrollando este proyecto, que busca rescatar todo ese patrimonio inmaterial del turismo. Yo lo llamo el proyecto de la propiedad intelectual, que tiene que ver con la historia, con la literatura, con la música, con los mitos y las leyendas, con la gastronomía.

También lanzaron la campaña “Colombia sin ti no es Colombia”. ¿De qué se trata?

Es una campaña muy emotiva, que apela a que Colombia no es Chiribiquete, ni el Castillo de San Felipe, ni Villa de Leyva; es la gente que hace la magia de este país. Es cierto, es un destino espectacular, megadiverso, pero Colombia sin ti, no es Colombia, porque lo que nos define es nuestra gente.

Durante estos cinco meses vimos la resiliencia y la capacidad no solo de aguantar sino de innovar, de reinventarse, de reimaginar el turismo. Tuvimos cientos de manifestaciones. Por eso, entre otras, quisimos crear un canal de comunicación, que no es oficial del Ministerio; es algo que nos pertenece a todos, que es la página de Colombia me inspira: reimaginando el turismo, donde queremos conectar al sector con los destinos y sus comunidades, con los viajeros para inspirarse, para reimaginar, para recrear.

Además, ha ayudado a mantener el ánimo y el espíritu positivo. Entendimos que teníamos que buscarle lo positivo a la crisis, prepararnos y aprovecharla como una oportunidad para que no recuperáramos el turismo de enero, sino para que reinventemos un turismo de futuro, moderno, responsable.

Dicen que la sostenibilidad será la normalidad…

Esa es la apuesta más importante que puede hacer el sector del turismo para posicionar a Colombia como un destino de altísima calidad a nivel internacional. Efectivamente, el secretario general de la OMT dijo que, en la pospandemia, la sostenibilidad será la nueva normalidad. Así que este tema dejó de ser simplemente filantropía, amor por la naturaleza o responsabilidad por las futuras generaciones; sí, eso es lo que nos debe inspirar, pero pasó a ser un elemento determinante de la competitividad de los destinos.

Además, tenemos temas muy importantes, como la minimización del impacto del calentamiento global, el uso de energías renovables no convencionales, la administración y el uso del recurso hídrico, que en Colombia es enorme. Somos el sexto país en riqueza hídrica del mundo, no podemos acabarla.

También la disposición de recursos sólidos y líquidos, apenas el 5 % de las aguas residuales en el mundo reciben un tratamiento antes de ser vertidas en los ríos o en los mares, nuestra industria tiene que contribuir a que tengamos tratamientos de esas aguas.

Y la protección de fauna y flora. Colombia es uno de los 17 países más megabiodiversos del mundo. Tenemos que poner el turismo como una herramienta para la conservación de ese patrimonio.

¿Cómo lograrlo en Colombia?

Estamos trabajando en la formulación de la primera política de turismo sostenible del país, espero que en septiembre podamos hacer el lanzamiento; y no tengo duda alguna de que será, si no la mejor, una de las mejores del mundo, porque hemos recogido todas las mejores prácticas a nivel internacional.

¿Qué pasa con los vuelos internacionales?

La Aerocivil envió una solicitud con sus argumentos para levantar la suspensión a los vuelos internacionales y el Ministerio de Salud dio vía libre para reanudarlos. Es una primera fase. Sin embargo, esto no solo depende de Colombia. La Aeronáutica está en conversación con sus homólogos de otros países. Luego entrarán las aerolíneas a ofertar.

¿Cuáles han sido las ayudas que le han brindado al sector en estos tiempos de crisis?

Han sido más de cuarenta. Unas tienen que ver con los alivios tributarios, que han supuesto el aplazamiento de temas como declaración de rentas y reducción de IVA. Otras, como las de subsidios de diferente naturaleza, como el Programa de Apoyo al Empleo Formal (PAEF). También logramos el subsidio a los guías, que es uno de los eslabones más frágiles. Y, entre otros, lo que tiene que ver con apoyos económicos que se expresaron en las líneas de crédito a través de Bancóldex; allí colocamos la primera línea cuando todo esto arrancó, que fue la de Colombia Responde, dedicada al sector turístico y que, a pesar de las críticas, fue puesta en su totalidad: los $250.000 millones se entregaron.

Y buscan incentivar la inversión en turismo para reactivar la economía. ¿De qué se trata?

El Decreto 1155 de 2020, es la reglamentación del artículo 264 del Plan Nacional de Desarrollo, que creó la figura de los Proyectos Turísticos Especiales (PTE), y esta figura lo que busca es desarrollar un procedimiento expedito, económico en términos de tiempo y de burocracia, para desarrollar proyectos emblemáticos de turismo en el país, proyectos que le cambien la cara a una región.

¿Cuáles destinos de Colombia recomendaría?

Todo el país tiene atractivos especiales. Personalmente, me gustan mucho los lugares de naturaleza inexplorada, y Colombia tiene cantidades, los Llanos, Guaviare, el Chocó, La Guajira, Putumayo; todos lugares con una riqueza natural impresionante.

¿Están abiertas las playas?

Sí, aunque habrá que ser cautelosos en las medidas de prevención y en lo que dice el decreto: el distanciamiento individual responsable. El Ministerio de Salud está desarrollando un protocolo de comportamiento ciudadano en playas y espacio público, que los visitantes de playas y comercios tendrán que cumplir.

¿Se puede viajar en familia por carretera?

Sí. Está permitido su desplazamiento para actividades turísticas. No hay restricciones de transporte intermunicipal ni aéreo. Recordemos que cuando va más de una persona en el vehículo todos los ocupantes deben llevar tapabocas.

(Lea también: 7 Pueblos Patrimonio de Colombia para visitar en familia)

¿Funciona el transporte aéreo nacional?

Sí, pero esto no quiere decir que habrá las mismas rutas y frecuencias que en enero. Será progresivo, porque no habrá la misma demanda. Las terminales de buses también están abiertas. Se deberá cumplir con los protocolos de bioseguridad.

¿Funcionarán parques naturales y temáticos?

Sí. Se pueden abrir siempre y cuando respeten las medidas de bioseguridad contenidas en la resolución 1421 de 2020. No se permite el desarrollo de actividades que involucren eventos sociales con aglomeraciones.

(Lea también: 7 parques temáticos en Colombia que puede visitar después de la pandemia)

¿Se puede ir a hoteles?

Sí, se podrá ir a los hoteles, pero se debe cumplir con los protocolos de bioseguridad que estos ya tienen. Hay un elemento muy importante y es garantizar el distanciamiento social y los procedimientos de autocuidado, como el uso del tapabocas. El Ministerio de Salud prepara la versión final del protocolo de las piscinas.

¿Quienes adquirieron paquetes prepandemia podrán hacerlos efectivos?

Depende. Los términos y condiciones de un tiquete o paquete pueden variar. Con los decretos 482 y 557, emitidos durante la emergencia, los reembolsos para los clientes se podrán hacer en servicios.

Comparte en redes: