En 2013 van 35 agresiones a periodistas en Colombia

La FLIP revela las cifras que muestran el panorama de este oficio en el país.

/Cortesía FLIP
/Cortesía FLIP

Según la oficina de prensa de la Fundación para la Libertad de Prensa, en lo corrido de este año se han registrado 35 agresiones que han dejado 47 víctimas. Entre estos se destacan la agresión física y psicológica, entre las cuales se han dado tres casos y se contabilizan 17 amenazas.
A eso que se suma el caso de dos periodistas que han sido víctimas de desplazamiento forzado como Yesid Toro el periodista de Q’hubo (Cali) que tuvo que salir de la ciudad y el de Jesús Henao Peralta (Sincelejo), otro de los ataques que se han presentado es un caso de interrupción de circulación y seis hechos de obstrucción al trabajo periodístico, además del reciente atentado a Ricardo Calderón director de investigaciones de la Revista Semana en la noche del pasado primero de mayo.

Ante este panorama, la Unidad Nacional de Protección (UNP) ofrece protección a 94 periodistas; 37 de ellos tienen un esquema de protección conformado por conductor, escoltas y carro blindado y 57 profesionales tiene medidas blandas, es decir patrullaje, curso de autoprotección, planes de protección y contingencia.
El Espectador retoma el más reciente informe de la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP) ‘De las balas a los expedientes’ en el que se registraron 158 agresiones directas contra periodistas en el ejercicio de su oficio.

Según la FLIP entre 1997 y 2012 se registraron 140 asesinatos; de 40 de ellos no se conocen los autores. Se encuentran 29 en los que los responsables serían grupos paramilitares, 26 posiblemente a manos de los narcotraficantes. 12 se le adjudican a la guerrilla de las Farc, 10 a la fuerza pública, 8 a funcionarios públicos, 6 a la guerrilla del Eln, 4 por parte de políticos, la misma cifra a particulares y un caso del Epl.
Otro de los aspectos de los que habla el informe es el tipo de agresión. las amenazas predominan; por ejemplo el año pasado 80 periodistas fueron víctimas de éstas. La Flip también ve con preocupación el aumento de procesos judiciales contra periodistas, debido a que los están usando como método de censura.

“Recientemente se ha visto a los gobiernos de América Latina como grandes censuradores, que abusan de su poder para presionar a la Justicia para que condenen a los periodistas críticos, exigiendo indemnizaciones que superan el presupuesto de cualquier medio. (...) Cada vez es más frecuente que en Colombia se denuncie ante la justicia a los que publican temas incómodos”.
 

Temas relacionados