A 346 asciende el número de lesionados con pólvora en el país

De acuerdo con el Instituto Nacional de Salud, la cifra representa una disminución del 20,1% respecto al mismo periodo de 2016.

Antioquia sigue siendo el departamento que más casos registra con 44 quemados.

Entre la tarde del 25 de diciembre y la mañana del 26 se registraron 19 nuevos casos de quemados con pólvora en el país. La cifra fue entregada en el más reciente informe del Instituto Nacional de Salud que señala que en total van 346 personas afectadas.

De acuerdo con los datos del instituto, del total de lesionados 159 son menores de edad y 187 son mayores de 18 años.  La cifra total representa una disminución del 20.1% respecto al mismo periodo de 2016 cuando se registraron 433 casos en todo el país.

Antioquia sigue siendo el departamento que más afectados deja con 44 personas quemadas con pólvora. Le siguen Valle del Cauca, con 41; Bogotá, con 37 quemados; Cauca, con 29 personas; Caldas, con 24, y Córdoba, con 18.

En cuanto a los tipos de artefacto causantes de la lesión, en muchos de los casos fue por manipulación de voladores, cohetes, luces de Bengala y volcanes.

Las cifras señalan que el 94% de las lesiones derivaron en quemaduras,  por ciento de los casos son por quemaduras, el 68 por ciento han reportado laceraciones, el 24,9 por ciento han registrado contusiones, el 9 por ciento amputaciones, y el 8,9 por ciento han tenido daño ocular.

De acuerdo con el ICBF, hasta el momento se han abierto 74 investigaciones a padres de niños heridos con pólvora y se está realizando un trabajo conjunto con Policía Nacional para incautar pólvora ilegal.

En diálogo con Blu Radio la directora del Instituto de Bienestar Familiar, Karen Abudinen, sostuvo que “los papas deben concientizarse de no usar pólvora, que es como la dinamita; la pólvora acaba con la vida de los niños”.

La funcionaria aseguró que continuarán los esfuerzos para evitar que la cifra siga en aumento, aunque, explicó que " “el 31 de diciembre; las estadísticas nos permiten ver que en esa fecha habría casi 350 personas, entre adultos y niños, lesionados con pólvora. Por eso hay que continuar la campaña”.