Abren investigación al supersociedades

Procuraduría indaga supuestas irregularidades en la conformación de una comisión especial para ayudar a Luis Guillermo Vélez.

El supersociedades y exgobernador del Huila, Luis Guillermo Vélez, sostiene que ha actuado conforme a la ley. / Archivo

El superintendente de Sociedades, Luis Guillermo Vélez, no estuvo ni dos meses como gobernador encargado del Huila, cargo en el que lo puso el presidente Juan Manuel Santos en reemplazo de la destituida gobernadora Cielo González. No obstante, esos dos meses de encargo prometen convertirse en el dolor de cabeza del superintendente.

Esto debido a que la Procuraduría acaba de abrir una investigación disciplinaria en su contra y en contra de dos funcionarias de la Superintendencia de Sociedades por supuestas irregularidades en la conformación de una comisión especial de esa entidad para ayudarlo en el encargo que le hiciera el presidente Juan Manuel Santos.

Vélez fue denunciado el 17 de enero de 2013 —a menos de una semana de haber sido encargado como gobernador del Huila— por el presidente del sindicato de la Supersociedades, José Fernando Duque Montoya, por haber comisionado a dos funcionarias —Luz Amparo Cardoso Cañizales, en ese entonces jefa de la Oficina Jurídica de la Superintendencia, y Diana Marcela Ávila Cárdenas, en ese entonces profesional del grupo de contratos de esa entidad— “con el fin de cumplir la misión especial de apoyo a las funciones del gobernador encargado del Huila”.

En su criterio, estas dos personas se encontraban “inhabilitadas para cumplir dicha comisión, pues estarían realizando funciones en dos entidades públicas, aparte de que al desplazarse hasta Neiva se produjo erogación de dineros oficiales, lo cual podría dar lugar a un indebido detrimento del patrimonio estatal”.

Tras analizar estos señalamientos, la Procuraduría decidió abrir investigación en contra de Vélez y estas dos funcionarias. Así lo hizo en un documento de cinco páginas conocido por El Espectador, en el que advierte que aunque Cardozo y Ávila al parecer no recibieron “erogación por parte de esta entidad territorial (es decir, la Gobernación del Huila) a fin de remunerarlas por sus labores, no lo es menos que parece ser que habrían desarrollado transitoriamente funciones propias del personal que labora en la indicada gobernación.

Y aunque no encuentra la delegada que este acontecer material tenga relación con el tema de las inhabilidades, bien pudiera ser constitutivo de un indebido ejercicio de funciones, en cuanto a que no corresponderían a las que a ellas le competían como funcionarias de la Superintendencia de Sociedades”.

En ese sentido, el Ministerio Público agrega que “en tal virtud, podría surgir compromiso de responsabilidad disciplinaria tanto para el superintendente que las designó en estas condiciones, como para las dos funcionarias, ya que efectivamente cumplieron las comisiones dispuestas”.

En el mismo documento, esa entidad ordena archivar una investigación en contra del superintendente por una supuesta inhabilidad para ser designado como gobernador del Huila debido a su doble nacionalidad como colombiano y estadounidense, denunciada, igualmente, por Duque Montoya.

Esa entidad no encontró evidencia alguna de que esto significara “ni siquiera desde el punto de vista objetivo, una conducta que pudiere constituirse como típicamente generadora de inhabilidad para el ejercicio del cargo de gobernador encargado”.

 'Conforme a la ley'

En diálogo con este diario, el superintendente de Sociedades, Luis Guillermo Vélez, sostuvo que “respetamos las decisiones de la Procuraduría, consideramos que el superintendente de Sociedades, encargado en su momento como gobernador del Huila, ha procedido en estricto cumplimiento de la ley y con el objetivo de prestar de la manera más eficiente y transparente la función pública”.

Ahora, es decisión de la Procuraduría si formula cargos contra Vélez por haber comisionado a dos de sus asesoras de confianza para que lo ayudaran en la dura tarea de ser gobernador del Huila y superintendente de Sociedades a la vez o si desestima los argumentos de esta demanda.