Aceleran búsqueda para hallar con vida a buzos desaparecidos en el Pacífico

La Armada Nacional dispuso desde el lunes, más medios marítimos y aéreos, entre los que se encuentra un helicóptero navalizado para la búsqueda.

“Esta es una carrera contra el tiempo”, comentó este martes el almirante Pablo Guevara, comandante de la Fuerza Naval del Pacífico, quien coordina -sin descanso- las labores de búsqueda de los buzos Erika Vanesa Díaz Marín y Carlos Jiménez, de quienes aún se desconoce su paradero.

Y es que a medida que pasan las horas se pierde la posibilidad de hallar con vida a los dos excursionistas que desaparecieron el pasado miércoles, cuando se encontraba adelantando una expedición en las aguas del Santuario de Fauna y Flora Malpelo, en el Pacífico colombiano.

“La búsqueda sigue con todo nuestro empeño, no vamos a descansar hasta que estas personas puedan reunirse con sus familiares”, dijo el alto oficial al confirmar que desde el lunes, la Armada Nacional dispuso de más medios marítimos y aéreos para las labores de búsqueda.

Se trata de un helicóptero navalizado que transporta una camilla de rescate y personal rescatista, que tendrá como plataforma el buque ARC “Valle del Cauca”; un avión patrullero marítimo y el buque ARC “Nariño”.

Por último, el almirante Guevara confirmó que después de cinco días, arribarán a Buenaventura el buzo Peter Morse (ciudadano estadounidense); los buzos Hernán Darío Rodríguez y Jorge Iván Morales, rescatados a 39 millas náuticas aproximadamente 80 kilómetros de Malpelo; los tres pescadores rescatados en Tumaco; así como un camarógrafo enfermo de la Universidad del Pacífico y siete buzos más, que se encontraban a bordo de la embarcación “María Patricia”.

Por su parte la exministra del Medio Ambiente y creadora de la Fundación Malpelo, Sandra Bessudo, dijo que no hubo imprudencia de los buzos, que llevaban varios días adelantando una expedición en el área.

Las corrientes son dinámicas, hay cambios de mareas, etc. Es la naturaleza. Tú puedes bucear y el mar verse como un plato calmado y abajo tener una corriente para un lado y un metro más abajo la corriente va para el otro. Entiendo que sí salieron todos a superficie. De hecho, encontraron la boya salchichón de Érika flotando. Eso quiere decir que ella salió a superficie. ¡La pudo inflar!”, dijo en entrevista con El País.

Bessudo agregó que el buceo es como cualquier deporte de riesgo. “Primero toca prepararse bien. Los buzos deben ser experimentados. Buena experiencia no son 20 buceos, ni 25 ni 30. Deben llevar la boya salchichón, luz estereoscopia o linterna, computadora de buceo, pito, espejo, ojalá un localizador / radio Epirb o Nautilius, cuchillo de buceo, por si queda atrapado en una red o línea. Todo lo que pueda ser útil”, puntualizó.

El pasado viernes fueron rescatados con vida los buzos Jorge Iván Morales y Hernán Darío Rodríguez, quienes fueron localizados a 39 millas náuticas al sureste de la isla de Malpelo por una aeronave de Estados Unidos. Los deportistas confirmaron que una oleada submarina los desestabilizó e hizo que perdieran contacto. Sin embargo, se declararon optimistas de que Erika y Carlos sean hallados con vida.

Temas relacionados