Activan plan de contingencia por atentado en poliducto Cartago-Yumbo

Este hecho no afecta el normal suministro de combustibles al suroccidente del país, dice Ecopetrol.

Ecopetrol informó que activó el plan de contingencia en el poliducto Cartago-Yumbo luego que se registrara hacia las 5 de la tarde del martes un atentado contra la infraestructura energética, a la altura del municipio de San Pedro, en el departamento del Valle del Cauca.

Este hecho dejó dos personas heridas, una casa afectada y un derrame de gasolina motor en la quebrada La Artieta, dice el comunicado de la petrolera colombiana.

Destaca el informe que la empresa suspendió en forma inmediata la operación del sistema e informó al Comité Local de Prevención y Atención de Desastres del municipio para que se tomaran las acciones preventivas necesarias.

En un trabajo conjunto con los organismos de socorro, las autoridades locales y técnicos de Ecopetrol se tomó la decisión de evacuar las personas que viven cerca de la zona afectada y fueron llevadas al coliseo del municipio, mientras se restablece la normalidad. Las dos personas heridas fueron trasladadas al hospital de Buga donde reciben atención médica especializada, dice el informe de la empresa estatal.

La empresa está a la espera de que la Fuerza Pública asegure la zona para poder ingresar al sitio exacto de la rotura, evaluar los daños y proceder a restablecer la operación, indica el informe.

La compañía hizo un llamado a la comunidad para que se abstenga de acercarse al lugar de la emergencia, no consuma agua proveniente de la quebrada y siga las recomendaciones de las autoridades locales, remarca el informe de prensa.

Este hecho no afecta el normal suministro de combustibles al suroccidente del país, destaca el informe de la petrolera colombiana.

Ecopetrol rechaza estos hechos violentos que atentan contra la infraestructura energética del país y ponen en riesgo la integridad de las personas y afectan gravemente el medio ambiente y el desarrollo de la región, dice el informe al rechazar el acto terrorista atribuido a los subversivos que operan en la región.