Adiós a 6 millones de litros de ron

Autoridades investigan origen de la conflagración. No se descarta la participación de manos criminales.

El principal activo de la Industria Licorera de Caldas (ILC) está en sus bodegas de añejamiento de ron. Con el incendio, que consumió dos de sus 14 bodegas, la empresa sufrió un duro golpe tras perder 6 millones de litros de alcohol que estaban listos para la producción de Ron Viejo de Caldas y que llevaban en reserva entre tres y ocho años.

De acuerdo con la ILC, en total se perdieron casi 22 mil barriles de los 137 mil que tenía en bodega, lo que representa el 16% de las reservas que había en añejamiento. Debido a que aún queda en bodega el 84% del inventario, la gerenta de la ILC indicó que la producción para los próximos meses está garantizada.

Con los litros perdidos se hubieran producido casi 17 millones de botellas de Ron Viejo de Caldas, lo que, de haber salido al mercad, representaría las ventas de casi un año, cercanas al medio billón de pesos. Como dato de referencia, durante el 2010 la ICL vendió 13 millones de botellas de ron y la meta para este año era cercana a los 15 millones.

Por ahora, Pilar Joves, gerenta de la ILC, no se atreve a dar un valor real de las pérdidas. Expresó que se calcularán dependiendo de los años de añejamiento de las tafias que se perdieron. Se sabe que en las bodegas había tafias que llevaban entre tres y ocho años de añejamiento. A más años, mayor es el valor de la pérdida.

Alrededor de la conflagración se han tejido varias hipótesis, entre ellas la intervención de manos criminales. Al respecto, Juan Fernando Londoño, viceministro del Interior y actual gobernador (e) de Caldas, dijo que no se podía descartar ninguna hipótesis, pero que tampoco quería especular.

Por su parte, Germán Cardona Gutiérrez, ministro de Transporte y quien viajó como delegado del presidente Juan Manuel Santos, reforzó el llamado a no especular sobre las causas del incendio. “Siempre que se presenta una situación de estas, se tiene que hacer una investigación. Esperemos a que ésta nos diga qué pasó”, afirmó Cardona.

El incendio comenzó en la madrugada del sábado y, de acuerdo con las declaraciones iniciales de los bomberos, posiblemente fue un corto circuito. Sin embargo, las autoridades adelantarán una investigación y para tal fin miembros de la Policía Judicial acordonaron el lugar para proteger evidencias que puedan aclarar el asunto.

En total fueron 134 voluntarios, 18 máquinas de bomberos de los municipios aledaños a Manizales, carrotanques de empresas privadas y dos helicópteros de la Fuerza Aérea los que trabajaron desde el sábado hasta la madrugada de ayer en las tareas de extinción de las llamas. El reporte de los organismos de emergencia habla de sólo una persona con lesiones menores.

En la mañana de ayer hubo una reunión entre los representantes de las empresas aseguradoras y las directivas de la ILC para evaluar la situación. Al final, el resumen fue que las pólizas cubrirán las pérdidas ocasionadas por el incendio.