Admiten tutela para retomar obras en el barrio Los Corales, de San Andrés Islas

Los contratistas incumplieron con el proyecto y un juez de la República aceptó la acción popular a favor de la comunidad.

Así luce la fachada del barrio luego del incumplimiento del contratista.Cortesía de El Isleño

La procuradora ambiental de San Andrés, Sara Pechthalt interpuso una tutela que buscaba la continuidad de las obras inconclusas en la vía principal del barrio Los Corales. Un juez de la República aceptó que los derechos fundamentales de los habitantes del sector habían sido vulnerados y admitió la acción popular.

Con esto, además de arrancar algunas labores de la gobernación departamental, el ente espera que las condiciones en que viven actualmente los moradores del lugar mejoren.

Le puede interesar también: Así funcionaba el esquema de corrupción en la isla de San Andrés

La vía había sido intervenida y abandonada por el contratista, provocando una acumulación de aguas producto de la lluvia, vertimiento de las aguas residuales, y era complejo el ingreso de vehículos expendedores de gas, carros de bomberos y ambulancias.

Pechthalt, asegura que independientemente de la situación contractual que se haya generado, se reconoce las circunstancias graves que se presentan en el barrio: “en esa calle viven 25 niños y 12 adultos mayores, entre ellos tres en condiciones delicadas de salud, quienes requieren trasladarse periódicamente al hospital”. Además, agrega que las razones que motivaron la tutela radican en las condiciones de higiene por cuenta de los olores de las aguas almacenadas que no son adecuadas y atentan contra los derechos fundamentales a la vida, la salud y la salubridad pública.

La decisión del juez obliga a los responsables a realizar la limpieza de los pozos sépticos, los cuales fueron intervenidos al momento de ingresar la maquinaria pesada, problema que toma mayor fuerza cuando se tiene en cuenta que la isla no tiene sistema de alcantarillado. También deben reemplazar las tablas, arreglar las fisuras por los rompimientos en las calles y desinfectar la zona; trabajos que serán realizado manualmente, pues el ingreso de vehículos pesados está restringido por las condiciones de las calles.

Para que los niños puedan jugar y los moradores logren celebrar las tradicionales fiestas de fin de año, se aplicará una capa granulada sobre la vía. “Lo anterior deberá estar terminado en un plazo máximo de una semana; de lo contrario se iniciaría un incidente de desacato a la tutela; aunque no creo que vaya a suceder porque sé que el gobernador encargado tiene toda la voluntad en que esto se pueda solucionar pronto”, le comunicó la procuradora al periódico El Isleño.

“Cabe recordar que este caso implicó un tema de incumplimiento por parte de los contratistas; a quienes se les adjudicó la obra se han valido de todo tipo de excusas para tratar de liberarse de sus responsabilidades y eso es lo que no podíamos permitir”, agregó Sara Pechthalt.

Le podría interesar también: Seis años sin mar, el fallo que marcó a la comunidad de San Andrés

 

últimas noticias