Aeropuerto del Café en Caldas sigue en veremos

En el marco de un debate en el Concejo de Manizales, se cuestionaron las dificultades financieras del proyecto así como su sostenibilidad en el tiempo.

Aeropuerto del Café. /Foto: Tomada del diario La Patria

Aunque la Autoridad Aeronáutica de Colombia emitió en junio de 2014 conceptos aprobatorios sobre la viabilidad técnica y operativa del Aeropuerto del Café (Aerocafé) de Palestina (Caldas), desde septiembre de 2012 permanecen suspendidas las obras de construcción y el futuro del proyecto aún es incierto, según dejó entrever el Concejo de Manizales.

En desarrollo de un debate denominado ‘Verdades y mentiras del Aeropuerto del Café’, los cabildantes llamaron la atención sobre la necesidad de que el proyecto prospere, de cara a potenciar el departamento e impulsar el desarrollo de la región, por lo que se elevó un llamado a la unidad y ‘despolitización’ del proyecto.

“Queremos contribuir a que el proyecto de un aeropuerto para la región sea un tema de interés público y no puede ser sectorizado, de una persona, gremio o de una posición política, tiene que ser una causa de la región (…) grandes proyectos como éste, merecen que toda la ciudad se vuelque”, aseguró el presidente del cabildo Francisco Javier González.

De acuerdo con Jhon Carlos Guevara Londoño, gerente (e) del Aeropuerto del Café, los costos de la primera etapa del proyecto –con una longitud de pista de 1.460 metros y con un plazo de ejecución de 36 meses– ascienden a $424.000 millones; mientras que la segunda etapa –con una longitud de 2.600 metros y 48 meses plazo de ejecución– tiene un valor de $800.000 millones.

“El Aeropuerto del Café cuenta con estudios técnicos aprobados por la Aeronáutica Civil y el tema de la financiación está dado por el Gobierno Nacional, ya que dado su costo la región no está en condiciones de hacer un aporte por el monto total (…) la Presidencia de la República está interesada en sacar adelante la suscripción y los compromisos adquiridos, pero en este momento dependemos de que se lleve adelante un memorando de entendimiento, de que se cumpla lo pactado y que se estructure el cierre financiero”, explicó Guevara.

Al respecto, el concejal Francisco Javier González pidió claridad por parte del Gobierno Nacional en lo referente a la financiación, ya que –según el cabildante– no existe una política clara frente a la financiación de los aeropuertos por parte del Ejecutivo.

“Hay una verdad y es que en una primera etapa va seguir siendo más barato viajar a Bogotá por Pereira que por Palestina, porque hasta que no entren a operar aviones tipo A319 y A320 las tarifas no van a bajar. La otra verdad es que ni en la primera fase el aeropuerto va ser de carga; todavía el tema de la conectividad en materia logística y de carga sigue siendo un tema que no se le ha dado la claridad suficiente”, manifestó González.

Por otro lado, el diputado de Caldas, Jorge Hernán Aguirre –quien intervino como ponente invitado en la sesión ordinaria– se refirió a los cuestionamientos que pesan sobre el proyecto respecto a sus sostenibilidad en el tiempo.

“Este es un sueño de hace 38 años de algunos ciudadanos en Caldas y hoy no tenemos un cierre financiero. Es un proyecto que aunque podríamos hablar de alguna viabilidad y alguna factibilidad, no sabemos si es sostenible en el tiempo. Nos preocupan mucho los últimos estudios que dicen que no es autosostenible, especialmente por la pista tan corta, por el número de pasajeros y la competencia que se tiene con otros aeropuertos regionales”, expresó Aguirre.  

 

últimas noticias