Agüeros de fin de año, una tradición arraigada en Latinoamérica

"Desde Centroamérica hasta la Patagonia, estos ritos heredados del paganismo, marcan cada fin de año", explicó el director del Instituto Colombiano de Antropología e Historia.

Espigas y flores amarillas, baños de hierbas y de champaña, vueltas a la manzana con una maleta, lentejas en el bolsillo, papas bajo la cama y el ritual de las 12 uvas: en buena parte de Latinoamérica, fin de año se festeja con arraigados agüeros.

Una de las costumbres más comunes viene de España y consiste en comerse 12 uvas con cada una de las 12 campanadas de la medianoche del 31 de diciembre, preferiblemente seis moradas y seis verdes.

"En mi familia hacemos paqueticos para que cada uno pueda pedir sus deseos", contó a la AFP Tatiana Ariza, un ama de casa colombiana, aclarando que nadie debe enterarse de las peticiones "porque no se cumplen".

En Cuba, donde las uvas debieron ser olvidadas tras un período de escasez, la gente recorre el vecindario con una valija para propiciar viajes en el nuevo año, algo que cumplen religiosamente muchos latinoamericanos.

"En 2012 corrí cargando las maletas, pero viajé a Europa. Hice lo mismo en 2013, y me fui a Argentina, así que fijo lo hago este año", aseguró a la AFP Carla Romero, una comunicadora organizacional de Quito.

Varios barren u ordenan su casa para librarse de energías negativas. En México, incluso lavan la entrada del hogar. Y en Uruguay y en Cuba la gente lanza cubos de agua por la ventana para limpiar todo lo malo.

"Los cambios de tiempo exigen ritos. Desde Centroamérica hasta la Patagonia, estos ritos heredados del paganismo, de la Antigua Roma, de los egipcios, combinados con tradiciones amerindias y de la cultura afro, marcan cada fin de año", explicó a la AFP Fabián Sanabria, director del Instituto Colombiano de Antropología e Historia.

Según el experto, aunque las sociedades más secularizadas están menos apegadas a fetichismos, las incertidumbres del mundo contemporáneo hacen que cada vez más personas, de todo estrato social, apelen a la magia.

"Es el agosto de los astrólogos y de los horóscopos", agregó.

Temas relacionados