"El joropo es la altanería del llanero": Cholo Valderrama

hace 0 sec

“Ahora sé que puedo ganar una gran vuelta”

El antioqueño, subcampeón del Giro de Italia, vendrá unos días a Colombia para tomar un merecido descanso.

 Rigoberto Urán celebra su segundo lugar en el Giro de Italia que finalizó el domingo pasado  / AFP
Rigoberto Urán celebra su segundo lugar en el Giro de Italia que finalizó el domingo pasado / AFP

Rigoberto Urán fue la sorpresa en el podio del Giro de Italia. Finalizó segundo, detrás de Vincenzo Nibali, pero no por falta de condiciones para ganar, sino porque antes de la carrera su misión era trabajar para Bradley Wiggins. El abandono del británico hizo que el antioqueño pasara a ser el líder del equipo Sky, un rol que supo asumir para certificar su inmenso futuro.

Con apenas 26 años, el antioqueño ganó una etapa y demostró ser capaz de pelear el título de una carrera de tres semanas como el Tour de Francia, el Giro de Italia o la Vuelta a España, lo que le hace mirar al futuro inmediato con mucha ambición.

Antes de viajar a Colombia para tomase unos días de descanso, Urán habló desde su casa en Mónaco acerca de su futuro y el buen rendimiento que tuvo en territorio italiano.

¿Qué sintió al subirse al podio al final del Giro?

La verdad, me sorprendió bastante. Ser segundo es importante pero no lo esperaba. En Nápoles, al inicio de la carrera, no contaba con eso, porque estaba enfocado en trabajar para Wiggins. Con el paso de los días, uno se da cuenta de lo que consiguió y se siente satisfecho. La prueba terminó en Brescia, donde tengo muchos amigos, y lo pude celebrar y disfrutar.

¿Qué significó ser subcampeón?

Se ve la progresión, la experiencia y la madurez después de ocho años en Europa. El equipo era muy fuerte y estaba concentrado en trabajar, así que hizo lo planeado, pero conmigo de líder. Por fortuna pude responder.

¿Fue difícil asumir el liderazgo del equipo tras la baja de Wiggins?

No sabes cómo vas a asimilar ser líder, pero para mí, correr así ha sido muy importante. A veces, competir con presión y asumir la responsabilidad es difícil, pero yo intenté manejarlo todo. El equipo esperaba que yo respondiera y siempre tienes esa presión, también la de los aficionados y sobre todo la de todo un país que estaba ilusionado con nosotros.

¿Cuál será su próximo reto? ¿Va a correr el Tour de Francia?

No lo sé. Ya he dicho que hay muy poco tiempo para recuperarse entre Giro y Tour, sobre todo para mí, pues me gusta preparar bien las carreras y llegar en las mejores condiciones. Por respeto al equipo y los organizadores no me gusta ir a esas competencias a entrenar o preparar otras, así que veremos qué tal se recupera el cuerpo.

En el futuro próximo, ¿en qué carreras le gustaría brillar?

Siempre lo digo: me gustan las clásicas, como Lieja o Lombardía, y las vueltas de una semana. Y cuando estoy en forma, como en el Giro, también puedo disputar las de tres semanas. Por encima de eso, lo más importante es la salud. Hace dos años, era líder de los jóvenes en el Tour y tenía mucha ilusión, pero me fui al fondo por un catarro. Eso es lo que más me preocupa. Si estoy físicamente bien, puedo pelear en cualquier lado.

Subcampeón olímpico y segundo en el Giro, sólo le queda un camino: ganar una gran carrera.

Eso es más complicado, pero siempre existe esa ilusión, es el sueño que tengo desde que comencé a correr. El Giro me ha dado mucha confianza, ahora sé que realmente puedo ganar una gran carrera.

Una vez más esta temporada, la actuación de los ciclistas colombianos ha sido brillante.

Sí, eso me hace sentir feliz. La actuación de todos fue muy buena, no sólo Carlos Betancur o yo. El Team Colombia también ha sido gran protagonista. El número uno en el escalafón de naciones del WorldTour es algo histórico, por eso estoy seguro de que vienen años muy buenos para nosotros. Ahora somos muchos compatriotas en las carreras y eso ayuda y motiva.