Ahorro de energía el Sábado Santo en Colombia se situó en 13,02%

Este domingo, se cumplen 20 días desde que inició la campaña ‘Apagar paga’, ideada por el Gobierno para evitar un eventual racionamiento de energía.

El ahorro de energía este Sábado Santo por parte de los colombianos se situó en 13,02%, según reveló este domingo el presidente Juan Manuel Santos.

De acuerdo con el mandatario, en el marco de la campaña ‘Apagar paga’ –ideada para evitar un eventual racionamiento de energía en el país– la demanda de energía eléctrica este sábado fue de 158,73 GWh día.

La cifra, superior al 5% (con la que el Gobierno prevé evitar cortes de energía y racionamientos), se explica debido a que se trata de un día festivo enmarcado en la Semana Santa, donde la mayor parte de los colombianos viajan y se encuentran fuera de sus oficinas y sitios de trabajo.

Santos ha señalado que esta campaña no solo busca evitar los cortes de energía y razonamiento, sino que además pretende lograr una mayor disciplina en el consumo de energía y agua. “Eso nos debe quedar para toda la vida. De manera que acuérdense que Apagar Paga”, manifestó.

Señaló que este resultado coincide con las estimaciones del Gobierno, ya que durante esta Semana Santa serán muchos los hogares que permanecerán solos y por ende se reducirá el consumo de energía.

Se estima que el ahorro real de los colombianos desde que comenzó la campaña 'Ahorrar Paga' el pasado lunes 7 de marzo ha sido en promedio de 3.9%,

El fuerte impacto del fenómeno meteorológico El Niño en los últimos meses, sumado a daños en las centrales termoeléctricas de Guatapé y Termoflores, encendieron las alarmas del Gobierno por el bajo nivel de los embalses y motivaron la importación de energía desde Ecuador.

El Ejecutivo aprobó recientemente una política basada en premiar el ahorro y castigar el desperdicio de energía, especialmente enfocada a hogares y pequeños comerciantes, quienes consumen el 70% de la energía del país.

En 1992, una sequía atribuida también a El Niño causó un apagón de nueve meses que obligó al entonces mandatario César Gaviria a decretar medidas de emergencia económica.