Al menos 25.000 campesinos afectados en Cúcuta por escasez de agua

En la capital de Norte de Santander las autoridades ambientales advierten que es inminente la implementación de un racionamiento de agua.

Ante el concejo de Cúcuta fue presentado un derecho de petición para que el cabildo municipal impulse y promueva medidas de choque que garanticen el abastecimiento de agua ante inminentes racionamientos.

En particular, el recurso se refiere a la situación de los habitantes del asentamiento La Fortaleza, quienes claman la expansión de la red primaria de acueducto para contar con el derecho fundamental al mínimo vital de agua.

Al respecto, el primer vicepresidente del concejo, Oliverio Castellanos, se refirió a un inminente racionamiento de agua en la ciudad –debido a los niveles críticos de agua que registran los afluentes que surten los acueductos de la capital de Norte de Santander y los municipios del área metropolitana– y reveló que al menos 25.000 campesinos han resultado afectados por la escasez de agua.

“Es precaria la situación de 25.000 campesinos afectados en la zona rural por la escasez del agua, porque no se le ha dado importancia a las áreas estratégicas ubicadas en zonas rurales que se encuentran abandonadas, por lo que cito a un debate en plenaria para discutir este tema concerniente al cuidado y mantenimiento, para que se acoja al Proyecto de Progreso que trabaja el alcalde”, aseguró el cabildante.

Al margen de esta problemática, el director de la Corporación Autónoma Regional para la Frontera Nororiental (Corponor), Gregorio Angarita Lamk, declaró que es inminente la implementación de un racionamiento de agua en la ciudad ante el recrudecimiento del fenómeno de El Niño, por lo que elevó un llamado a los alcaldes de la región para comenzar a aplicar planes de contingencia.

“Conocido el plan de contingencia presentado por la empresa de acueducto de Cúcuta a la Superintendencia de Servicios Públicos, así como los aforos diarios que se llevan del caudal de los ríos Pamplonita, Zulia, Algodonal y la quebrada La Honda, entre otros, nos demuestra que estaríamos en un escenario de alerta naranja, lo que implica un inminente racionamiento de agua”, sostuvo el funcionario en diálogo con el diario La Opinión.

De acuerdo con el director de Corponor, la situación se agrava debido a que el 56% del agua tratada se pierde por daños en las redes de acueducto, así como por captaciones irregulares. Por ello, se espera que la empresa de acueducto Aguas Kpital presente este viernes ante el concejo municipal un plan de mitigación sumado a las medidas para enfrentar la problemáticas.