Alcalde defiende elección de menor de edad como reina en Sabanalarga, Atlántico

Roberto Carlos León, alcalde de Sabanalarga, sostuvo que la elección de una menor de 16 años como reina municipal dista de casos como Miss Tanguita.

Roberto Carlos León Peña, alcalde de Sabanalarga, y Gigliola Forestieri Patiño, elegida reina del Carnaval de Sabanalarga 2015. / Alcaldía-El Heraldo

Luego de que el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) sentara su voz de protesta ante el alcalde del municipio de Sabanalarga (Atlántico), Roberto Carlos León Peña, por la elección de una menor de edad como reina municipal, el mandatario defendió la designación y calificó el hecho como una ‘polémica innecesaria’.

De acuerdo con León, la elección de Gigliola Forestieri Patiño, de 16 años, como reina del Carnaval de Sabanalarga 2015, dista de casos como ‘Miss Tanguita’, certamen que tuvo lugar en Barbosa (Santander) y en el que estuvieron relacionadas menores de edad, entre los seis y los 10 años.

Esto no se trata de un ‘miss Tanguita’ o un reinado de belleza”, sostuvo el mandatario en diálogo con Caracol Radio, tras la advertencia de la coordinadora zonal del ICBF, Enilsa Raquel Cera, quien indicó que el nombramiento de la joven no es procedente, considerando los derechos de los menores de edad en Colombia.

La menor estaría expuesta a consumo del alcohol o personas que lo consumen, consumo de droga a su alrededor, relacionándose con personas adultas de dudosa reputación y comportamiento inmanejables, entre otros”, señala una comunicación de la funcionaria.

En dicha misiva, el ICBF pide que sea revisado el tema y le recuerda al mandatario la Ley de Infancia y Adolescencia mediante los decretos 975 de 2012 y la Resolución fechada Agosto 1 de 2012.

Por su parte, la comisaria de Familia, Rosalba Carreño, le envió otra misiva al alcalde en la que le recomienda que la reina central debe ser mayor de edad.

Entretanto, la junta directiva del Carnaval de Sabanalarga se pronunció ante la polémica y señaló que la menor seguirá liderando algunos eventos en su papel de reina, pese a que en el evento de lectura del bando, la joven no pudo estar en la tarima principal porque estaba patrocinada por una empresa de licor.

"Ella leyó el bando pero no en una tarima con propagandas de licores. Lo leyó en una tarima particular que nosotros mismos alquilamos junto con la parte musical, no una licorera. La niña leyó su bando y cuando fueron las 10 menos cuarto de la noche, salió para su casa", aseguró el presidente de la junta directiva del Carnaval de Sabanalarga, Jesús Castillo, en diálogo con el diario El Heraldo.