Alerta en Mocoa por fuertes lluvias

En la mañana de este domingo autoridades declararon alerta roja en la zona debido al desbordamiento de los ríos. En estos momentos, el cauce del río Sangoyaco ha disminuido y se encuentra en nivel seguro. Por su parte, el río Mulato se mantiene en alerta amarilla a pesar de presentar disminución en su caudal.

Por las fuertes lluvias, al menos cinco barrios resultaron inundados. Putumayo Defensa Civil Oficina Operativa

El invierno le pasó, una vez más, factura a Mocoa. Un torrencial aguacero de ocho horas dejó, al menos, cinco barrios del municipio inundados, 50 viviendas afectadas y el puente peatonal sobre el río Mulato, reconstruido hace algunos meses, colapsado.  (Lea: El día en que la muerte se apoderó de Mocoa)

En la mañana de este domingo autoridades declararon alerta roja en la zona debido al desbordamiento de los ríos. En estos momentos, el nivel del río Sangoyaco ha disminuido y se encuentra en nivel seguro. Por su parte, el río Mulato se mantiene en nivel amarillo a pesar de presentar disminución en su cauce.

De acuerdo con la información emitida por el Puesto de Mando Unificado llevado a cabo en el departamento se vieron afectados cinco barrios y tres veredas por inundaciones (colapso de alcantarillado), y gracias a la oportuna activación del Sistema de Alerta Temprana, el cual funcionó de manera adecuada y oportuna, más de 20.000 personas se trasladaron a los puntos seguros, por lo que en este momento no se reportan personas fallecidas, ni heridas, ni desaparecidas.

Sobre las 5:30 de la mañana el alcalde de Mocoa, dio la orden para el retorno a las viviendas nuevamente tras declararse el nivel de alerta en amarilla. En las últimas cuatro horas no se registran lluvias en ninguna de las estaciones pluviométricas instaladas.

De acuerdo con el primer informe del PMU se presentó el colapso de un puente peatonal a la altura del barrio 17 de julio y dos más tienen afectaciones en sus muros. Así mismo, se registra afectación en 50 viviendas. En materia de vías, el tráfico vehicular hacia el departamento de Nariño se encuentra restablecido, así como hacia los municipios del bajo Putumayo. Hacia el departamento del Huila, la vía permanece cerrada toda vez que se encuentra en evaluación el puente militar allí instalado.

El alcalde de Mocoa, José Antonio Castro, informó que pidió la cancelación de las pruebas Saber 11 debido a la emergencia y aseguró que están a la espera de la confirmación de la apertura del puente militar que conecta a este municipio con Huila. 

"Ahora hace sol y dejó de llover, pero fue horrible. A las 3: 00 a.m. salimos de nuestra casa ubicada en el barrio Kennedy (cerca a donde se cayó el puente) y nos fuimos a una vivienda en la loma para refugiarnos. Salimos porque sonaron las alarmas y todos recordamos lo de hace un año. El agua bajaba fuerte y todo era caos. Carros y gente en la calle", contó Angy Hoyos, una de las sobrevivientes de la avalancha de hace un año, en la que perdió a varios de sus familiares.

El río San Goyaco y Mulato se desbordaron por las fuertes lluvias. 

Por su parte, la Defensa Civil de Putumayo alertó que el desbordamiento del río Sangoyaco provocó que las calles y viviendas de los barrios La Independencia y San Agustín resultaran enlodadas. Además, confirmó el colapso del puente peatonal del barrio Avenida 17 de Julio.  (Vea: Fotos de Mocoa, un año después de la avalancha)

La alerta se mantendrá debido a que las lluvias continúan en la parte alta de las montañas y podrían generar deslizamientos. Hasta el momento no se reportan ni heridos ni víctimas mortales, gracias a la oportuna implementación de las alarmas de evacuación. 

El 31 de marzo de 2017 una avalancha provocada por los torrenciales aguaceros sepultó a Mocoa. Aunque las cifras oficiales hablan de 333 muertos, la comunidad dice que son más de 3.000. Los ríos Mulato, Sangoyaco y Mocoa se desbordaron y provocaron una avenida torrencial que arrasó todo a su paso. 

Cerca de 48 barrios, la mitad de los que tiene este municipio, resultaron afectados. San Miguel fue el que terminó más destruido. Neveras, carros, camas y hasta cuerpos humanos fueron arrastrados por la avalancha. (Lea: “La tragedia en Mocoa puede repetirse”: Gobernadora de Putumayo)