Alerta máxima en Boyacá por incendios forestales

Más de 360 hectáreas de vegetación nativa han sido consumidas por las conflagraciones.

Archivo EFE

 Boyacá se encuentra en alerta máxima debido a la temporada de calor que enfrenta el departamento. Después de que el Ideam y el Consejo Departamental del Riesgo de Boyacá lanzaran una alerta frente a la temporada de sequía en más de 60 municipios del departamento, ya se tomaron las medidas respectivas que arrancan con el racionamiento de agua en esta zona del país, sin embargo la escasez de agua no es la única preocupación.

En promedio se están atendiendo entre cinco y diez incendios diariamente en el departamento, tal como manifestó en entrevista con Caracol Radio, el director del comité para prevención y atención de desastres, Alirio Rozo Millán, quien señaló que para la fecha más de 360 hectáreas de vegetación han sido consumidas.

“La situación más crítica la viven los cascos urbanos y rurales, donde se está presentando el servicio dos veces por semana los que afecta especialmente a los hogares, escuelas y centros de salud”, puntualizó el director del Crepad al mismo medio.

Cerca de 3.000 habitantes empezaran a recibir suministro de agua tres veces por semana en el caso urbano y en la zona rural cada cinco. De la misma forma el Consejo Departamental del Riesgo ya lanzó un plan de contingencia para evitar brotes de enfermedades como la malaria y el dengue.

Las autoridades han señalado que se espera que bajen más los niveles de agua en embalses y caudales que surten a la comunidad, sobre todo a agricultores y ganaderos, por lo anterior se plantea la posibilidad de pedir al Gobierno que surtan a la comunidad del líquido con carro-tanques.