Alias 'Desalmado' narra masacre de niños en Caquetá

Aseguró que asesinaron a los niños al no encontrar en la casa a los padres. "Dijo que en la cama no, que en el suelo y boca abajo. Luego me dijo que los matara y yo los maté", confesó.

Édison Vega (izquierda) y Christopher Chávez (extremo derecho) en audiencia de imputación de cargos. / Cortesía

Cristopher Chávez, alias ‘El Desalmado’, aceptó que cometió el asesinato junto a Génderson Carrillo Ordóñez, alias ‘Chencho’, quien le ordenó matar a los cuatro niños que se encontraban en un cuarto de la casa. (Lea Un lío de vecinos que terminó en masacre)

Confesó que fue contactado días antes por Edison Vega García, quien le dijo que había “una viejita que se llama Luzmila y que paga 500.000 pesos para que amedrente y desplace a Jairo Vanegas, junto con su familia". (Vea Así fue la captura de Luz Artunduaga, determinadora del crimen de 4 menores en Caquetá)

Narró que llegaron al lugar y al no encontrar a los padres decidieron matar a los menores: “Y él les dijo que en la cama no, que en el suelo y boca abajo en la pieza de fondo y, acomodándose uno cerca del otro. Luego me dijo que los matara y yo los maté".

Según Chávez, la persecución de la Policía fue la que hizo que los cómplices y él tomaran la decisión de enterrar la moto que se usó para cometer el crimen. "Conseguí un palín, excavé un hueco en el patio de la casa de mi mujer, quitándole partes a la moto y enterrándola, tapándola con la misma tierra y aplanando el piso".

Además dijo que Jainer Antonio Urueña - aún sin capturar - fue quien le entregó las dos armas con las que cometieron la masacre.

La masacre, en la que murieron cuatro niños de 17, 14, 10 y 4 años, ocurrió el 4 de febrero en la vereda El Cóndor en zona rural de Florencia.

A pesar de que alias ‘El Desalmado’ confesó como ocurrió el crimen, no aceptó los cargos de la Fiscalía.