300 familias incomunicadas en Briceño, Antioquia, por daños viales

Son varias las veredas afectadas, entre ellas, El Orejón, donde se realiza el programa piloto de desminado humanitario. Los daños fueron causados por las fuertes lluvias.

Alrededor de 300 familias, unas 1.300 personas, en Briceño (Antioquia) están incomunicadas desde hace cuatro días por el desplome de un tramo que comunica al municipio con el corregimiento Pueblo Nuevo y las veredas La Calera, La Mina y El Orejón, donde se realizan los programas piloto de desminado y de sustitución de cultivos de uso ilícito.

Los daños en la vía se dieron por las fuertes lluvias que hicieron que se creciera la quebrada El Fuez. Esta es una situación que, de acuerdo a las autoridades, se da cada vez que llueve fuertemente, la fuente fluvial se crece. Por esto, se planea que la Gobernación de Antioquia y la Cancillería aporten los recursos necesarios para la construcción de un puente.

Pero ahora, la prioridad es restaurar la comunicación entre estas poblaciones y el casco urbano de Briceño, algo que se ha visto afectado porque la única máquina que tiene el municipio para estas situaciones está dañada. Las autoridades del municipio se encuentran a la espera de recibir una retroexcavadora pedida a la Gobernación en calidad de préstamo.

La importancia de readecuar la carretera son también para que los proyectos pilotos que han empezado en las veredas de Briceño, como el proceso de desminado en El Orejón, no se vean afectados. Alberto Yepes, concejal del municipio, manifiesta su preocupación y asegura que estos derrumbes afectan el desminado.

Yepes, además, dijo que se espera que para este viernes la situación se ha normalizado y el paso sea abierto de nuevo.
 

Temas relacionados