Aumentaron recompensa por principales cabecillas de bandas criminales en Medellín

Aumentó de 30 a 50 millones de pesos. Las autoridades están preocupadas porque en el primer semestre de este año se presentaron 20 homicidios más que en el mismo periodo de 2015.

AFP

Las cifras de homicidios en Medellín preocupan. Aunque los crímenes disminuyeron durante agosto, el número de asesinatos va en aumento comparado a los registrados en 2015.  El año pasado la capital antioqueña logró la tasa de homicidios más baja de los últimos 40 años.

495 personas fueron asesinadas durante el 2015. Este no es un número que produzca orgullo. Sin embargo, representó la reducción del 25% de estos crímenes en la ciudad. La preocupación de las autoridades es el aumento de homicidios durante este año en zonas específicas como las comunas de Robledo y Castilla.

Por eso, la Alcaldía de Medellín, liderada por Federico Gutiérrez, y la Policía aumentaron de 30 a 50 millones la recompensa por los líderes de las bandas criminales que delinquen en esos sectores de la ciudad.

William Alberto Duque Ciro, alias El Diablo; Milton Fernando López Marín, alias El Pecoso y Jonathan Buriticá, alias Gordo Arepas son los cabecillas que están siendo buscados asiduamente por las autoridades. Según el alcalde, los investigadores tienen indicios de que, tras los operativos ejecutados para capturarlos, los delincuentes habrían salido de la ciudad.

Desde que asumió el mandato de la capital antioqueña, Gutiérrez hizo énfasis en la lucha contra el crimen organizado. Esto, como era de esperarse, no ha sido una tarea fácil. El alcalde incluso fue notificado de una amenaza contra su vida que, según un informante de la policía, se habría fraguado en el motel Lafayette la última semana de enero de este año. Finalmente el ataque no se produjo.

En la reunión en la que se discutió el atentado contra Gutiérrez participaron jefes de bandas criminales que vieron seriamente afectadas sus finanzas tras operativos realizados en el centro de la ciudad y en la comuna Castilla. Las iniciativas policiales se concentraron en atacar el tráfico de drogas, las extorsiones y la prostitución.

Luego del aumento en la recompensa por los cabecillas de las bandas criminales, las autoridades esperan no solo capturarlos sino desarticular las organizaciones delincuenciales que lideran. La ciudad viene de disminuir las cifras de homicidios de 7.273 en 1991 a 495 en 2015.

652868

2016-09-03T12:21:23-05:00

article

2016-09-03T12:21:23-05:00

none

Redacción Nacional

Antioquia

Aumentaron recompensa por principales cabecillas de bandas criminales en Medellín

82

2320

2402