Compañía de buses de Medellín continúa en paro tras la quema de un vehículo

Algunos conductores de la empresa de buses de Medellín, Coonatra, siguen en paro luego de que un bus de la compañía fuera incinerado en el barrio Calasanz.

Bus incinerado en CalasanzCaptura de pantalla

La compañía de buses de Medellín, Coonatra, continúa en paro este viernes luego de que uno de sus vehículos fuera quemado en la tarde del jueves en el barrio Calasanz, al occidente de la capital antioqueña.  Las autoridades investigan si este hecho está relacionado con la negación al pago de extorsiones. 

Lea: El miedo en la comuna 13 no se va

Tres hombres que se movilizaban en un taxi, interceptaron el bus que cubría la ruta Floresta - San Juan, obligaron a los pasajeros y al conductor a bajarse y le prendieron fuego al vehículo. El incendio continuó por varios minutos pues alcanzó un arbol que estaba en el lugar y lo incineró. El hecho no dejó personas lesionadas.

 

Como protesta al ataque, conductores de la compañía Coonatra, propietaria del bus incinerado, decidieron suspender sus actividades. El paro de los conductores de esta compañía afecta, según estiman las autoridades, a cerca de 10.000 personas de los barrios La Quiebra, La Divisa, Juan XIII, Santa Lucía y Calasanz.

Desde la Secretaría de Movilidad de Medellín manifestaron que se reunieron con el gerente de la compañía y para la tarde de este viernes se espera que los vehículos que están detenidos reanuden sus labores.