Conductores de buses denuncian amenazas en Altavista, suroccidente de Medellín

El alcalde de la capital de Antioquia ordenó reforzar la seguridad en la zona con 400 uniformados y detallo quiénes serían los presuntos responsables.

Tomada de Pixabay/Referencia

Tras las amenazas que recibieron conductores de trasporte público en el corregimiento Altavista de Medellín, 43 de ellos anunciaron una suspensión de su servicio y alertaron que bandas delincuenciales que operan en el sector les están exigiendo ‘vacunas’ a cambio de no atentar contra sus vidas.

Ante las alertas, el alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, estuvo en la zona y, según explica El Colombiano, solo 15 minutos después de su llegada se escucharon disparos. Ante estos hechos, ordenó la permanencia de 200 miembros de la Policía y 200 del Ejército Nacional.

De acuerdo con el mandatario, los responsables de estas extorsiones serían tres sujetos: “Alias, ‘el Mono’, capturado por porte de estupefacientes a principios de junio y que fue dejado en libertad. Es quien dirige estructuras criminales; alias, ‘Conejo’, de otra agrupación y alias, ‘Shatán’, de los Chivos, que había estado en la cárcel, pero queda en libertad”, explicó Gutiérrez al medio regional.

Además, ordenó que hasta que estos hombres no sean capturados por las autoridades, estas no desalojarán la zona. También, manifestó que, según conversaciones con los conductores, se ratificó que estos serían los presuntos responsables:

“He hablado con los conductores de servicio público y tenemos claro de dónde viene las amenazas. Los entiendo, y no venimos a presionarlos, solo los acompañamos. Nos encargaremos de ir detrás de quienes generan el miedo. Los conductores quieren trabajar”, agregó.

Además, el mandatario hizo un llamado a los conductores para que no tengan miedo y para que reanuden sus labores, resaltando la presencia de los uniformados en la zona: “Los que deben tener miedo son las bandas y no la gente”, resalta Noticias Caracol.

Altavista es un corregimiento que queda en el suroccidente de Medellín, y ha sido muy golpeado en los últimos años por la violencia perpetrada por grupos delincuenciales como los Chivos y los Pájaros.