Dos policías asesinados en zona rural de Turbo, Antioquia

Walter Osorio Doria y Cristóbal Bedoya Hernández adelantaban actividades de inteligencia contra el grupo criminal Clan del Golfo cuando fueron atacados con arma de fuego.

La Policía ofrece una recompensa de 50 millones de pesos por información útil.Archivo El Espectador

En horas de la tarde de este martes, dos Policías fueron asesinados por desconocidos en zona rural del municipio de Turbo, Antioquia, mientras "realizaban actividades de investigación en contra de las estructura Central Turbo del Clan del Golfo", informó la Policía, que detalló en un comunicado que el hecho ocurrió en el pueblo El Tres, ubicado en la región del Urabá.

Los uniformados fueron identificados como Walter Osorio Doria y Cristóbal Bedoya Hernández, quienes fueron interceptados y atacados con armas de fuego, lo que causó su "muerte inmediata".

"El patrullero Wálter Osorio Doria, oriundo de Medellín, tenía 34 años, 12 de ellos como integrante de la Policía Nacional, y en la actualidad hacía parte de la Dirección Antisecuestro y Antiextorsión", detalló la institución.

Lea también: Cinco militares heridos tras caer en campo minado en Tibú, Norte de Santander

En su carrera policial, el patrullero, que tenía dos hijos de tres y ocho años de edad, recibió ocho condecoraciones y 29 felicitaciones especiales.

Entre tanto "Cristóbal Bedoya Hernández, oriundo de Montería, capital de Córdoba, tenía 40 años, 13 al servicio de la Institución, y era integrante de la Seccional de Inteligencia Policial en el Urabá".

El Urabá tiene una fuerte presencia de la mayor banda criminal del país, el Clan del Golfo, la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional, Eln, y otros grupos narcotraficantes que se disputan las rutas del narcotráfico que sale por la frontera con Panamá.

El general Fernando Murillo, director de la Dirección Antisecuestro y Antiextorsión, se desplazó hasta la zona y aseguró que ofrecerán una suma de 50 millones de pesos para quien proporcione información que permita dar con el paradero de los responsables.