Por cierre vial en tramo que comunica a Santa Fe de Antioquia con la capital del departamento

El calvario para retornar a Medellín

En esta vía, conocida como Mar 1, se han removido más de tres mil metros cúbicos de tierra; sin embargo, las fuertes lluvias han retrasado las labores de limpieza de la calzada, cerrada por un alud. Se espera para hoy dar paso provisional en la zona. Viajeros aseguran que se triplicó el tiempo de viaje.

El domingo 31 de diciembre, debido a las lluvias, se derrumbó un pedazo de tierra dejando incomunicado el occidente antioqueño. / Luis Benavides - El Espectador

Desde la noche del 31 de diciembre cerca de 50 personas trabajan en el kilómetro 36+700, vereda La Aldea, donde un alud cubrió cerca de 80 metros lineales. Se espera que hoy quede restablecido el paso vehicular por la zona, pues el mal tiempo retrasó las labores de remoción de la tierra. Según Jesús Rodríguez, gerente del concesionario Devimar, “el volumen estimado de tierra es entre unos 6.000 y 8.000 metros cúbicos (difícilmente se puede dar una cifra exacta en estos casos). Entre los medios que se tienen para atender la situación están los necesarios, como una pala de grandes dimensiones, una pala cargadora, una 950, un tractor empujador y dos retroexcavadoras, una de gomas, otra de cadenas y 12 o 14 volquetas; en cuanto a medios humanos, entre 30 y 50 personas de logística”.

Diagnóstico de la situación

Geólogos de los concesionarios Devimar y Dagrd permanecen en la zona monitoreando la situación. Una vivienda fue evacuada por precaución. Algunas versiones hablan de filtraciones de agua, al parecer se habría presentado un problema en el acueducto veredal. “Geólogos, ingenieros ambientales y técnicos civiles están haciendo un diagnóstico y análisis de la situación tipo forense con el fin de establecer los motivos del derrumbe y poder determinar unas conclusiones que nos permitirán tomar las medidas oportunas. Este diagnóstico tardará un par de semanas, todo depende de qué tan claras estén las cosas”, informó Rodríguez.

Unas 30 familias de la vereda La Aldea permanecen sin luz y sin agua, pero una vez se habilite el paso se restablecerán los servicios públicos en la zona.

Situación de movilidad

Por esta importante vía, que comunica a Medellín con el occidente y el Urabá antioqueño, se calculaba el tránsito de 15 mil vehículos durante el puente festivo. El bloqueo obligó a las autoridades a acondicionar vías alternas, sin embargo, y pese a los esfuerzos, los viajeros tuvieron que soportar largas horas para llegar a sus lugares de origen. “Un trayecto que uno hace en dos horas, se triplicó, me demoré casi siete horas para ir de Santa Fe de Antioquia a Medellín, y eso que dejé para salir el martes 2 de enero en la mañana”, aseguró Jorge Peláez, viajero.

El gobernador de Antioquia, Luis Pérez Gutiérrez, visitó la zona y aseguró que se está trabajando en un plan para mejorar la movilidad, pues “Santa Fe de Antioquia y el suroeste son dos zonas donde la mayoría de la gente va a pasar el fin de año, por eso tanta congestión vehicular.

Rutas alternas

Las autoridades habilitaron tres rutas para el tránsito de vehículos. El coronel Juan Carlos Torres, comandante de la Policía Antioquia, informó que “se mantiene la operación retorno de año nuevo. Está habilitada la vía por Boquerón para vehículos particulares y vehículos con capacidad de hasta 22 pasajeros, y la vía Bolombolo-Amagá. La vía para los vehículos de carga es Santa Fe de Antioquia-Peña Lisa-La Pintada, ingresando a Medellín por Versalles”.

Sin embargo, y pese a las rutas, regresar a Medellín se ha convertido en un verdadero calvario para los viajeros. “La vía por Boquerón está abandonada, muchos huecos que no dejan transitar, se le daña el carro a uno y quién responde”, aseguró Iván Díez, conductor.

“Nosotros veníamos de Necoclí, nos desviaron por La Pintada y fueron como cuatro horas más de camino, muy largo, una tortura”, dijo David Avendaño, viajero.

Con el fin de atender cualquier situación que se presente en las vías alternas, el Dagrd habilitó un dispositivo de emergencia. “Estamos apoyando en términos de seguridad y salud, somos unas 25 personas. Tenemos ambulancias y vehículos de bomberos, principalmente, en la vía Boquerón, que es nuestro plan B”, informó Diego Moreno, subdirector del Dagrd - manejo de desastres.

El personal en la zona trabaja sin descanso para restablecer el paso, pues el próximo fin de semana, puente de Reyes, es de los más concurridos en la zona, por ser un sitio de veraneo de los medellinenses, por lo cual se espera que cerca de 15 mil vehículos circulen por allí.