¿En qué quedaron los peajes en Urabá?

El cobro de peajes será suspendido por unas semanas, mientras el Gobierno estudia la posibilidad de su reubicación e investiga a los responsables de los actos vandálicos.

Ministerio del Interior

Este martes se llevó a cabo un consejo de seguridad en el que funcionarios de la Gobernación de Antioquia y el Gobierno Nacional, entre ellos representantes de los ministerios de Interior, Transporte y Defensa, junto con el director de la Agencia Nacional de Infraestructura, discutieron sobre el futuro de los tres nuevos peajes ubicados entre diferentes municipios del Urabá antioqueño.

Estas casetas generaron disturbios en el orden público de la región desde el pasado miércoles, cuando, después de haber sido convocado un paro cívico como protesta pacífica frente al cobro y a la ubicación de los peajes, la manifestación se tornó violenta y terminó dejando un saldo de varios heridos, daños a la infraestructura pública, vías bloqueadas y actos de vandalismo. Lea más: Manifestantes prendieron fuego en uno de los nuevos peajes de Urabá​

La prioridad de las decisiones tomadas durante el consejo fue la de “estabilizar la situación del Urabá”, según lo declaró Guillermo Rivera, ministro del Interior. Por esta razón, a través de un acto administrativo, se suspendió el cobro de peajes por unas semanas, mientras se realizan los estudios técnicos respectivos para evaluar la posibilidad de reubicar las casetas.

El funcionario lamentó la situación que vivió la región durante la semana pasada y reiteró que “para el Gobierno Nacional el Urabá antioqueño es una zona prioritaria”.

De esta manera, afirmó que “la decisión frente en qué lugar van a estar ubicados los peajes es una decisión que todavía no podemos anunciar porque lo que vamos a hacer es una valoración durante estas semanas y vamos a escuchar las opiniones del gobernador, los alcaldes y los auténticos voceros de la comunidad”. Vea también: Violentas manifestaciones en Urabá, en 5 fotos

Rivera afirmó que también se evaluarán escenarios de tarifas diferenciales, pero que, en definitiva, todas las alternativas deben pasar por un estudio técnico para “no poner en riesgo el desarrollo de la infraestructura”.

Además de esto, habrá 20 investigadores en los municipios en los que se presentaron los disturbios, como Chigorodó, Apartadó, Turbo y Carepa, con el fin de recolectar material probatorio para judicializar a los responsables de los actos vandálicos y a las estructuras criminales que los promovieron.

“Este asunto inició como una protesta social, pero manos criminales se aprovecharon de ese escenario e impulsaron a cometer los actos vandálicos”, declaró Guillermo Rivera.

Esta fue una de las escenas vividas en el peaje Ríogrande en Turbo.

Video: Cortesía Asoredes

Le puede interesar: "Actos violentos en Urabá atrasan el desarrollo de la región”: MinTransporte

El ministro reiteró que los peajes no van en contra de la comunidad, sino que, por el contrario, “son un instrumento para financiar, contribuir con el mejoramiento y la construcción de nueva infraestructura vial”, manifestó, así como generar más empleos y mejor calidad de vida en la región.

El proyecto de la autopista transversal de las Américas, para el que se implementaron dichos peajes, tiene un valor de 2,5 billones de pesos, según Rivera, y augura en Urabá oportunidades de desarrollo portuario, industrial y turístico.