Encuentran a mujer de Caldas, Antioquia, secuestrada desde el pasado martes

Fue hallada este domingo, después de que la arrojaran de un vehículo. Según las autoridades aún no se ha determinado cuáles fueron los móviles del crimen.

/ Foto: Archivo
Juli Alejandra Estrada Uribe, de 21 años, llamó este domingo en la noche a su amigo Raúl Valencia y, claramente alterada, le dijo que había sido abandonada por unos hombres que la arrojaron de un carro. Esa fue la primera noticia que se supo de Estrada en días, pues desde el pasado martes habría sido secuestrada por un desconocido cuando fue a sacar una fotocopia en Caldas, Antioquia.
 
Según publicaron en un volante sus familiares y amigos que iniciaron una búsqueda incesante el día que desapareció, Estrada llevaba “una camisa blanca con el logo de la empresa CONOCIMIENTOS SAS, pantalón azul, tennis grises, un bolso de cuero y aretes azules”. Alrededor de las 8:30 am de ese martes salió de su oficina, en el barrio La Playita en Caldas, para sacar una fotocopia cuando un hombre la raptó.
 
Así pasó casi una semana en la que las autoridades, junto con los familiares de la mujer, la buscaron desplegando todo un operativo para este fin. Durante la investigación, se descartó que se tratara de un secuestro extorsivo o perpetrado por grupos criminales y afirmaron que la hipótesis más probable es que hubiera sido raptada por alguien cercana a ella. Además, conocidos de Estrada, quien vive con su madre, afirmaron que no había sido amenazada antes del plagio.
 
Después de que Estrada llamara a su amigo Raúl Valencia, este alertó a la Policía. La mujer fue hallada en el baño de un local comercial. “La presión de las tropas y de los medios de comunicación, fue lo que contribuyó a que la dejaran libre”, dijo el mayor Herlin Rodríguez Trujillo, comandante del Gaula Militar en Antioquia, a medios regionales.
 
Los familiares de Juli Alejandra Estrada saben poco de su estado de salud, pues desde el lunes fue llevada a Medicina Legal para determinar que secuelas psicológicas o físicas le dejó el secuestro. Hasta el momento se cree que lo único es un golpe en la rodilla que recibió cuando fue arrojada del carro en el que la llevaban.
 
Las autoridades ahora buscan determinar cuáles fueron los móviles del crimen. Además, están en la tarea de rastrear el vehículo del que fue arrojada Estrada.
 
Temas relacionados