“Hemos aumentado en un 50 por ciento nuestra capacidad”: gerente hospital César Uribe Piedrahita

Mientras que el concejal de Medellín Bernardo Guerra denuncia un supuesto carrusel de la salud, Orlando Rodríguez, gerente del hospital César Uribe Piedrahita y uno de los posibles implicados, defiende su gestión en la institución desde que llegó en el 2012.

/ Foto: Archivo
Las alertas se han encendido en Antioquia por las denuncias que señalan la supuesta existencia de un “carrusel de la salud” en varias clínicas del departamento (incluyendo al Hospital General de Medellín, el más grande de Colombia). El concejal de Medellín Bernardo Alejandro Guerra ha sido el denunciante de este supuesto carrusel. 
 
Según Guerra, existe un cartel de la salud que se habría encargado de manipular la elección de los gerentes de Empresas Sociales del Estado en Medellín, Bello, Turbo, Yolombó, Puerto Berrío y Caucasia. El cabildante también ha asegurado que quienes han sido designados como gerentes han comprado los exámenes de admisión al cargo.
 
En medio de esta tormenta que se ha hecho cada vez más evidente, uno de los supuestos implicados en el “carrusel de la salud”, el gerente del hospital César Uribe Piedrahita (Caucasia), Orlando Rodríguez, defendió su gestión desde que llegó a la gerencia de la institución en el 2012.
 
Rodríguez declaró que cuando inició su gestión, el hospital César Uribe Piedrahita tenía una rentabilidad baja, así como un presupuesto de $14.000 millones, una facturación de cerca de $1.000 millones y 280 empleados. Cuatro años después, el presupuesto supera los $70.000 millones y la facturación los $3.000 millones, además se pasó a tener 400 empleados directos y 300, indirectos. Según el gerente del hospital también la capacidad para atender usuarios ha aumentado en un 50%.
 
Orlando Rodríguez también aseguró, para defender su trabajo en medio de los señalamientos del concejal Bernardo Guerra, que en estos momentos se está construyendo una nueva sede del hospital. Su intención es que la clínica sea clasificada como una institución médica de primer nivel y, así, evitar que los pacientes tengan que trasladarse a Medellín.