Hombres armados se habrían tomado vereda en Remedios, Antioquia

Habitantes de Plaza Nueva afirmaron que en la noche del jueves unos 20 o 30 “encapuchados” llegaron al lugar. No se sabe a qué grupo pertenecerían.

Tomada de Twitter (@Cahucopana)

Pasadas las once de la noche de este jueves, alrededor de 20 o 30 hombres armados llegaron a la vereda Plaza Nueva, en el municipio de Remedios (nordeste de Antioquia). Los sujetos encapuchados se ubicaron en la zona conocida como “el descargadero”, donde se comercializa madera en el municipio.

Desde esa hora, se ha dicho que la vereda está incomunicada por el temor de los mismos habitantes, que se sienten amenazados. “La gente se atemorizó mucho, fue una noche de zozobra, las personas tuvieron que encerrarse en su casa, se escuchaban perros ladrar. Esta mañana, el caserío estaba desolado. La gente tiene mucho temor”, dijo Víctor Vega, vocero de la Corporación Acción Humanitaria por la Convivencia y la Paz del Nordeste Antioqueño (Cahucopana), a El Espectador.


Cahucopana Nordeste on Twitter

Según Vega, el último momento en el que se pudieron comunicar con pobladores de Plaza Nueva fue pasadas las 2:30 pm, pero que, desde entonces, no ha sido posible, pues las personas tienen los celulares apagados o no contestan, por el mismo temor que sienten por la presencia de los hombres armados, de los que no se sabe el grupo al que pertenecerían. A lo que se suma que el rumor se habría esparcido en las comunidades aledañas a la vereda, por lo que esta “está aislada e incomunicada”.

A pesar de esta situación, el vocero de Cahucopana asegura que no ha habido respuesta oficial de las autoridades, ni del municipio ni de la Fuerza Pública. Cuenta Vega que una comisión se reunió con la alcaldesa de Remedios, Lucía Carvajal y que desde la corporación se ha tenido conversaciones informales con varios comandantes del Ejército, pero que “parecen interrogatorios”, además que no resulta posible que la comunidad identifique el grupo al que puedan pertenecer los hombres armados.

Cahucopana pidió a las autoridades que abran las investigaciones para esclarecer los hechos y a la “comunidad nacional e internacional exigir al Estado colombiano las garantías para nuestras comunidades”. Vega va un poco más allá y pide a “las autoridades que se ocupen del caso y que realmente asuman el tema de la seguridad de las comunidades, porque se suponme que el posconflicto generaría situaciones distintas a esta”.