"La Policía entró con dos delincuentes": habitante de la Comuna 13

Un extraño operativo policial inició la noche del martes en el sector conocido como Independencias 1, perteneciente a San Javier, comuna 13 de Medellín.

La comunidad, por medio de redes sociales y de periodistas locales, denunció que la Policía estaba ingresando a las casas de manera arbitraria y tumbando puertas para llevarse a jóvenes del sector sin previa orden judicial. Y por esta razón, afirman —y gracias al escándalo mediático—, el operativo se habría detenido, la Policía se retiró y la Secretaría de Seguridad de Medellín, casi llegada la media noche, se vio obligada a programar una rueda de prensa para explicar lo sucedido en el sector.

La rueda de prensa dio inicio hacia las 11 de la mañana de este miércoles y se llevó a cabo en Independencias 1, justo en el sector donde la noche del martes también se había presentado una balacera entre dos bandas delincuenciales. Mientras el coronel Juan Carlos Rodríguez, subcomandante de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá (Meval), y el secretario de Seguridad, Andrés Tobón, dieron su versión de los hechos, habitantes de la comuna se aglomeraron alrededor para denunciar que la Policía está cometiendo abusos y que el domingo, en otro operativo, entraron a algunas casas para señalar y amedrentar a la comunidad. Según las denuncias, el ingreso lo hicieron junto a dos delincuentes de la banda que opera en el sector conocido como El Plan del Che.

En la rueda de prensa, Andrés Tobón, el secretario de Seguridad, afirmó: “Lo primero que hay que hay que tener muy claro, aquí en la Comuna 13 y en los demás territorios de Medellín con presencia criminal, es que los enemigos son ellos, los criminales. Son ellos los que disparan contra de la comunidad, los que amedrentan a nuestros ciudadanos”. En cuanto a las denuncias sobre la supuesta connivencia de la Policía con los criminales, agregó: “No se tienen denuncias formales por parte de la ciudadanía sobre hechos en materia de pertenencia o casi que articulación entre estructuras delincuenciales y Policía aquí en el sector, pero cualquier tipo de llamamiento estaremos prestos a recibirlo, aunque sea a través de anónimos”.

No obstante, a dos metros del secretario, Gabriel Ángel Arroyave, un joven habitante de Independencias 1, afirmó que él fue víctima de la Policía en el operativo realizado el pasado domingo, 1 de julio: “los policías venían con dos ‘manes’ de allá, venían dando dedo y sacando a todo el mundo de las casas. A mí me sacaron, me dieron duro, vea cómo me volvieron. Me empezaron a disparar, me entró una bala en el brazo y no sé qué van a hacer ahora. Yo trabajo en construcción y si no me creen, tengo mis papeles ahí, tengo la incapacidad y todo. Yo sé que la Policía entró con dos hombres: alias Sebastián y alias Cristian mamao, dos delincuentes del sector del Plan del Che. Entraron dando dedo por todas las casas”.

La versión de Arroyave la confirmaron dos líderes comunitarios de la zona que pidieron no dar su nombre por temor a represalias y el miedo a que los maten. Uno de ellos afirmó que lo que se vivió el domingo fue una especie de “Orión 2”: “la Policía llegó encapuchada y se metió a las casas con alias Cristian mamao y alias Sebastián. Estos venían con chalecos antibalas y cascos y escoltados por la Policía. Traían dos palos, ellos no estaban armados, pero con los palos les iban pegando a las señoras y le iban diciendo a la Policía: ‘esta es alias tal, esta otra es alias no sé qué y ha estado en la cárcel’, hombre y esas señoras que nada tienen que ver con los combos de acá”.

En síntesis, los testimonios recaudados coinciden en que el pasado domingo, integrantes de la Policía ingresaron con dos delincuentes a señalar a los habitantes de Independencias 1. Claudia, otra líder comunitaria, con su nombre cambiado por razones de seguridad, advirtió que el operativo de la noche del martes “pretendía ser igual al del domingo, pues la Policía venía ingresando arbitrariamente y sin orden judicial a las casas. Pero como empezamos a mandar videos y audios de lo que sucedía a distintos periodistas, la presión mediática hizo que a la Policía le ordenaran retirarse rápidamente del sector. En serio, nadie se siente seguro cuando ellos llegan acá porque no respetan y no queremos que le pase nada a nuestros hijos”.

Por su parte, el secretario Andrés Tobón, en sus declaraciones, hizo mención a algunos delincuentes: “Alias Samir es el cabecilla de la estructura delincuencial El Salado y ahorita también creemos que es cabecilla de la estructura La Torre, que se encuentra en combates con la estructura de Betania, la que tenía precisamente de cabecilla a “Juancito” y que ahora tiene de cabecilla al Mono o al Tigre frente a la organización, compitiendo por las rentas criminales [...] La gente de aquí del sector de  San Javier conoce bien quiénes son ellos, hace mucho tiempo que los ven, hace mucho tiempo que saben de su accionar criminal”. Tobón nunca mencionó ni se refirió a los alias que la comunidad reseñó en sus distintas denuncias.

Aun así, Andrés Tobón también envió un mensaje enfático: “no nos vamos a ir de la Comuna 13, seguimos trabajando juntos [...] porque así lo pide la ciudadanía, para que los criminales sean definitivamente los que se sientan perseguidos y para que la ciudadanía se sienta tranquila de una vez por todas, no en una paz tensa, no en una paz falsa, sino en una paz real, en una paz legítima”. Sin embargo, las versiones oficiales se siguen desencontrando con las de la comunidad. Por ejemplo, Antonia, líder comunal afirmó: “no estamos atacando a la institución, si deben hacer operativos que los hagan, pero que respeten nuestros derechos, que no nos vulneren. No queremos que se vaya la Policía, pero queremos que cambien a la que hay”.

Los habitantes coinciden en que no existe confianza en los integrantes de la Policía que actualmente operan en ese conflictivo sector. James Zuluaga, vocero del comité de derechos humanos de la comuna, ha interpuesto varias denuncias por amenazas y hostigamientos que ha recibido de criminales y de miembros de la institución policial. Fue el primero en poner a circular la información de lo que estaba pasando anoche y ya ha denunciado diferentes abusos policiales en la Comuna 13. De hecho, mientras se redactaba esta nota, su sobrino, quien Zuluaga también denunció que había sido amenazado por la Policía, fue asesinado por desconocidos en la comuna.

798245

2018-07-04T19:30:33-05:00

article

2018-07-04T20:31:39-05:00

mosorio1_1652

none

redacción Nacional

Antioquia

"La Policía entró con dos delincuentes": habitante de la Comuna 13

69

6751

6820