La Universidad de Antioquia crea un protocolo para acortar tiempo en las pruebas de COVID-19

Noticias destacadas de Nacional

Este protocolo que está compuesto por alternativas moleculares, experimentales y protocolarias para realizar las pruebas, también disminuirán gastos y se espera que iguale o supere procedimientos desarrollados en otros países de la región, Estados Unidos y Europa.

La Universidad de Antioquia confirmó en la mañana de este jueves el desarrollo de un protocolo procedimental y experimental que ayudará a que las pruebas para identificar el SARS-CoV-2 se realice en menos tiempo y genere menos gastos. 

Según Gustavo Gámez, profesor de la Escuela de Microbiología de la UdeA, estas técnicas permitirán "detectar el SARS-CoV-2 a unos niveles de especificidad y sensibilidad iguales o superiores a los mostrados por el Protocolo de Berlín. Esto redunda en un diagnóstico más preciso". 

La Organización Mundial de la Salud recomendó usar el Protocolo de Berlín para el desarrollo de pruebas de este tipo; y precisamente la UdeA se basó en estos parámetros para hacer pruebas moleculares, en el Protocolo de Colombia, en tiempo real, de manera más celere. 

También le puede interesar: Donan $100 millones a la Universidad de Antioquia para hacer pruebas de coronavirus

Andrés Felipe Zuluaga, investigador y es coordinador del  Laboratorio Integrado de Medicina Especializada -LIME-, de la Facultad de Medicina, precisó que "Los protocolos disponibles están dirigidos esencialmente a detectar los genes E, N y RdRP, componentes de este y otros coronavirus existentes. Sin embargo, el Protocolo Colombia va dirigido a unas secuencias genómicas del gen S, el cual codifica para la proteína Spike". 

El tema de la disminución de tiempo y recursos consiste básicamente en que como el Protocolo de Colombia no necesita de las tres pruebas de qPCR (como las que utiiza el Protocolo de Berlín), el tiempo para detectar un virus se acorta y esto se traduce en el uso de menos recursos. 

Otra ventaja de este protocolo consiste en que detecta de manera precisa bajos números de copias del virus en las muestras, en los que se conoce como sensibilidad analítica, lo cual permite que mayores probabilidades de encontrar el virus en una persona con bajas cargas virales. 

Para su creación y diseño, la UdeA utilizó un análisis bioinformático de 3.000 secuencias genómicas para tenerlas como insumo a la hora de ponerse en el terreno de las pruebas qPCR. 

 

Te contamos que estamos trabajando en nuestra plataforma tecnológica para que sea más fácil de disfrutar, por eso no podrás hacer comentarios en los artículos. Estarán activos próximamente. Gracias por tu comprensión.