Manifestantes prendieron fuego en uno de los nuevos peajes de Urabá

Van tres días de agudos disturbios, carreteras obstruidas y enfrentamientos violentos en la región, tras haber dado por finalizado el paro cívico el pasado miércoles.

Tomado de la cuenta de Twitter de @ASES_ATC

La situación de orden público en Urabá está cada vez más delicada. Lo que fue un llamado a una manifestación pacífica y respetuosa a través de un paro cívico se tornó en un peligroso ambiente que amenaza la seguridad de los municipios afectados por la ubicación de los tres nuevos peajes.

En la tarde del pasado miércoles, día en el que se dio inicio al paro, sus promotores se vieron obligados a levantarlo, pues se presentaron disturbios que dejaron varios heridos y una víctima mortal. El Comité de Iniciativa Ciudadana y los gremios implicados, en especial el de transporte, decidieron continuar el pleito a través de la vía judicial, pues no estaban de acuerdo con los actos de violencia originados en medio de las protestas.

Lea más: Incendios, bloqueo de vías y enfrentamientos en Urabá tras levantamiento del paro cívico

A pesar de esto, los disturbios no se han detenido. Esta tarde, algunas versiones aseguran que un grupo de manifestantes incendió el peaje de Ríogrande en Turbo. Otras, afirman que se trata de una quema de neumáticos con el fin de enviar un mensaje de advertencia y, además, bloquear el paso por dicha carretera.

Video: Cortesía Asoredes

Así mismo, este viernes se produjeron ataques con piedras a la sede de la Alcaldía de Carepa, así como al alcalde de Chigorodó, Daniel Álvarez Sosa, y al comandante del Departamento de Policía de Urabá, Luis Soler. Ambos se encuentran en buen estado salud a pesar de las heridas ocasionadas por los protestantes.

El puente de Chigorodó fue nuevamente invadido por las manifestaciones, luego de haber sido despejado por agentes del Esmad, Policía y Ejército en la tarde del jueves.

Otras afectaciones ocasionadas por los disturbios durante estos tres días han sido la incineración a motos y vehículos, agresiones con objetos cortopunzantes a transportadores que decidieron trabajar y la obstrucción de diferentes vías de la zona con tanques de agua, piedras y árboles.

El comercio y la industria, por supuesto, ha estado completamente paralizados. “Es una situación totalmente crítica”, le dijo el alcalde de Apartadó, Eliécer Arteaga, a el periódico El Colombiano.

Le puede interesar: Para poder mantener las vías, se requiere el cobro de peajes en Urabá: ANI

“Enviamos un mensaje a la comunidad en general para tener cordura, prudencia, tolerancia, y que entre todos le busquemos una salida a esta problemática, ya que las acciones violentas no traen nada, traen es desgracia”, puntualizó.

La ANI, por el momento, no se ha pronunciado al respecto, después de que este miércoles su vicepresidente, Luis Eduardo Gutiérrez, reiterara que eliminar los peajes sería inviable para el proyecto de la autopista transversal de las Américas. Por esta razón, el primero de enero comenzaron a funcionar las casetas de cobro.

Los protestantes, entre ellos sindicalistas, comerciales, transportadores y habitantes del sector, argumentan que la ubicación de los peajes afecta directamente a la población de estratos 1 y 2, la cual está acostumbrada a desplazarse diariamente entre un municipio y otro.