Más de 1.300 reclusos intoxicados en cárcel de Medellín

800 hombres y 500 mujeres resultaron afectados por la ingesta de pollo en estado de descomposición en el centro penitenciario de Pedregal. La Personería de la ciudad solicitó a la Procuraduría terminar el contrato con la entidad encargada del manejo de alimentos en esta institución, debido a reiteradas fallas en el servicio.

Imagen de referenciaArchivo El Espectador

Una delicada situación de derechos humanos se presentó este sábado en la cárcel de Pedregal, en Medellín. Más de 1.300 reclusos resultaron intoxicados debido a la ingesta de comida en estado de descomposición. 

La denuncia la realizó Jorge Carmona, defensor de derechos humanos quien aseguró que entre los afectados hay alrededor de 800 hombres y 500 mujeres. La intoxicación masiva se dio por haber ingerido pollo en estado de descomposición. 

Lea: Cárcel El Pedregal en Medellín presenta problemas con la distribución de la alimentación

La situación es crítica, además, porque solo existen tres servicios sanitarios para atender a todos los internos que resultaron afectados, según relató Carmona. 

Ante esta denuncia, la Personería de Medellín visitó el centro penitenciario "en busca de garantizar la no vulneración de derechos, tras conocerse la infortunada intoxicación de más de 1.000 internos que se encuentran en este lugar", señalaron desde esta entidad. 

 

En el marco de la visita, Juan Fernando Gómez, personero de Derechos Humanos de la capital antioqueña hizo un llamado a los órganos de control para que tomen las medidas necesarias. 

"La Contraloría General de la Nación debe investigar reiterativos actos de incumplimiento y de alimentos en mala calidad que vienen siendo suministrados a reclusos de la cárcel de Pedregal", afirmó Gómez. 

Lea también: Polémica en cárcel de Barranquilla por "pico y placa" a visitas conyugales

Además, el funcionario instó a la Procuraduría para que solicite la caducidad del contrato de alimentos. "El contratista expone la vida y salud de las personas privadas de la libertad en Pedregal", puntualizó el personero. 

No es la primera vez que ocurren irregularidades en relación con el manejo y entrega de alimentos en este centro de reclusión. Hace menos de dos meses, los encargados de la distribución de la comida habían presentado retrasos en la entrega y producto de estas demoras, 400 mujeres resultaron intoxicadas por consumir alimentos en mal estado.