Mujer fue víctima de un ataque con ácido en Medellín

La mujer de 35 años sufrió quemaduras en rostro, pecho y brazos. Aún no se establece la relación con su agresor.

Imagen de referencia. Archivo

El pasado sábado, en horas de la tarde, cuando una mujer de 35 años se disponía a salir de su casa en el barrio San Germán, en el noroccidente de Medellín, fue atacada por un hombre que le lanzó ácido por todo su cuerpo.

El hombre, que aún no se le ha identificado, se escapó en una motocicleta tras producirle graves quemaduras a la mujer.

Le puede interesar: La carta de una mujer víctima de un ataque con ácido a su agresor.

La víctima, madre de dos hijos, fue trasladada inmediatamente al Hospital Pablo Tobón Uribe, en el occidente de la ciudad, donde está en proceso de recuperación y acompañamiento sicológico.

De acuerdo con el coronel Juan Carlos Rodríguez, subcomandante de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá, la mujer tiene heridas en rostro, pecho y extremidades superiores.

La Policía aún desconoce la relación del agresor con la víctima. “Estamos trabajando con la Fiscalía para lograr la individualización y judicialización de las personas que causaron este hecho. Estamos accediendo a todos los recursos tecnológicos para establecer quién es la persona para avanzar en la investigación e identificar los causantes”, dijo Rodríguez al diario regional El Colombiano.

Las investigaciones han arrojado que la misma mujer fue atacada en enero de 2018 con un arma blanca.

El agresor podría enfrentarse a una pena de hasta 50 años gracias a la ley 1773 de 2016, mejor conocida como la ley Natalia Ponce de León, en la que se dicta esta pena para una persona que ataca con ácido a una mujer o menor de edad causándoles daños en su apariencia y salud.

Lea màs: Caso Natalia Ponce: una tragedia que cambió las leyes.

Las mujeres son las principales víctimas de ataques con ácidos o agentes químicos. Este caso sería el primero que se presenta en 2018 en Medellín. De acuerdo con Medicina Legal, entre enero de 2016 y el 30 de junio de 2017 se registraron 75 casos de estas agresiones en Colombia.

Las autoridades rechazaron el hecho y esperan establecer pronto quién es el culpable.