Oriente Antioqueño se une por la protección del agua

Organizaciones, líderes ambientales y campesinos se reúnen este jueves y viernes en Sonsón (Antioquia) por el IX Festival del Agua, con el fin de conocer los territorios afectados por megaproyectos y presentar ante las autoridades sus propuestas de desarrollo.

Cortesía: Movete.

El movimiento ambiental y territorial Movete, conformado por diferentes organizaciones de los 23 municipios del Oriente Antioqueño, dieron paso, desde este jueves al IX Festival del Agua, en el municipio de Sonsón, que convoca alrededor de 600 personas y que irá hasta este viernes 20 de octubre.

“El principal objetivo de este encuentro es generar conciencia a las comunidades rurales de que el agua es un bien común y que si no defendemos ese bien vamos a comenzar a sentir su desaparición, la contaminación y otras afectaciones. La intención es hablar del agua y lo que queremos hacer para defenderla y protegerla”, indicó Carmenza Carmona Vargas, miembro del movimiento de Sonsón, en conversación con El Espectador.

so2.jpg

Autor: 
Cortesía: Movete.

Esta noche se realiza un desfile alusivo al agua por las principales vías de este municipio, preparado por diferentes comunidades asistentes. “Mañana vamos a tener a las 9:00 a.m. una audiencia ambiental a la que están convocados algunos senadores y autoridades ambientales locales, departamentales y nacionales, donde se dará a conocer todas las problemáticas del territorio”, señaló Carmona.

Por su parte, Juan Fernando Bernal, miembro de Movete, expone que este festival busca tender un puente entre las comunidades afectadas por los megaproyectos y las autoridades, para que escuchen sus propuestas de desarrollo: “Las comunidades no están siendo tenidas en cuenta cuando se mira el desarrollo local. Acá tenemos una gran arremetida en términos de las microcentrales eléctricas, de minería y de monocultivos”.

Cada año este encuentro se realiza en uno de los municipios del Oriente Antioqueño como San Luis y San Carlos, este año se escogió Sonsón porque, según Carmona, “tiene un potencial hídrico muy fuerte conformado por dos vertientes: una hacia el Río Cauca y otra hacia el Río Magdalena, que está siendo intervenido por proyectos hidroeléctricos”.

La pérdida de ‘vocación’ agropecuaria es otra de las problemáticas que buscan evidenciar estos líderes, ya que, según Sebastián Agudelo, miembro del movimiento juvenil Corconá Consciente y asistente a este evento, la llegada de estos macroproyectos generan empleos temporales en construcción  que a la larga alejan a los jóvenes del cultivo. “El campo está cada vez más viejo y estos proyectos lo siguen envejeciendo porque están sacando las nuevas generaciones del campo”.

so3.jpg

Autor: 
Cortesía: Movete.