Los ocho uniformados fueron emboscados con explosivos

Sentido homenaje a los policías asesinados en Urabá

Los dos primeros cuerpos ya identificados fueron trasladados a Medellín y de allí a sus lugares de origen. Durante el recibimiento en el aeropuerto Olaya Herrera, la secretaria de Gobierno del departamento reveló que en Tarazá se registra de nuevo desplazamiento masivo.

Los cuerpos de los ocho oficiales asesinados fueron trasladados en la mañana de ayer a Medellín. / Luis Benavides - El Espectador

A las seis de la mañana, bajo un cielo encapotado y entristecido que hacía juego con el rostro de los más de 100 policías que se dieron cita en la pista del aeropuerto Olaya Herrera de la ciudad de Medellín, desfiló el féretro con los restos mortales del patrullero Jorge Luis Pacheco Solano, de 23 años, una de las ocho víctimas del ataque del clan del Golfo en Urabá.

A medida que avanzaba el cofre en medio de la calle de honor, las lágrimas rodaban por los rostros de sus compañeros. Otros preferían cerrar sus ojos buscando tal vez escapar de la realidad a la que nos enfrenta la muerte. La secretaria de Gobierno departamental, Victoria Eugenia Ramírez, y el comandante de la Región 6 de la Policía, brigadier general Carlos Rodríguez, encabezaron la marcha que pretendía darle una despedida de héroe al joven patrullero. “Quisimos darle un sentido homenaje a un héroe, quien contaba con más de 15 reconocimientos y felicitaciones por su excelente desempeño, tenía una amplia experiencia en orden público y era un abnegado servidor para el tema de restitución de tierras, ofrendó su vida por la seguridad y la tranquilidad de los colombianos”, expresó visiblemente afectado el general Rodríguez.

El cuerpo de Pacheco fue trasladado a Sabanalarga, Atlántico, de donde era oriundo.

Ocho héroes se despiden

Los cuerpos de las ochos víctimas mortales ya fueron identificados. Son el patrullero Geovanny Rodríguez, de 28 años, quien fue trasladado a la ciudad de Armenia; el subintendente Fabio Sarmiento Sarmiento, de 31 años quien será llevado a Cómbita (Boyacá), su pueblo natal; el patrullero Never Alfonso Sierra Franco, de 32 años y nacido en Sincelejo (Sucre); el patrullero John Jairo González Cardona, de 30 años, era oriundo de Puerto Boyacá (Boyacá); el patrullero José David Pérez Hernández, de 25 años, será llevado a Barranquilla (Atlántico); el patrullero Darlin Rodríguez Sarabia, de 29 años y nacido en Suan (Atlántico); y el patrullero Alejandro Sade Ballesteros, de 23 años, quien será llevado a El Retén (Magdalena), su municipio natal.

Continúan operativos en la zona

La Policía confirmó que en Urabá, y especialmente en Turbo, siguen los operativos para dar con los responsables del ataque. El comandante de la Región 6 de la Policía aseguró que “se han realizado allanamientos en diferentes municipios de esta región, como Turbo, Apartadó y Acandí, lo cual ha permitido en las últimas horas la captura de cinco delincuentes, cuatro de ellos dedicados al sicariato con orden judicial por homicidio. Además, se incautaron dos armas de fuego y se recuperaron motocicletas en las cuales se movilizaban los delincuentes, aunque no se les ha comprobado participación en los hechos de la investigación”.

Por su parte, la secretaria de Gobierno departamental, Victoria Ramírez, manifestó de parte del gobernador y del pueblo antioqueño, su tristeza por el asesinato de los uniformados. Agregó que “en Urabá hay una fuerza conjunta entre el Ejército, la Policía y la Armada, apoyados por Agameón 2, que están consolidando el territorio, hecho que está unido al proceso de restitución de tierras en la región”.

La funcionaria dijo que el gobernador citó a un consejo de seguridad para analizar la situación, porque se van a tener que cambiar las estrategias para garantizar que las víctimas tengan sus derechos y poderles restituir sus tierras.

Otro desplazamiento en Tarazá

Pero no sólo hay dificultades de orden público por el accionar del clan del Golfo en Urabá, también en el bajo Cauca esta organización criminal de nuevo generó el desplazamiento de campesinos en Tarazá. “Ya estamos al frente de la situación atendiendo las cuatro veredas, de las cuales llegaron 55 personas a la cabecera municipal, los ubicamos en el coliseo y ya se les tomaron las respectivas denuncias”.

Según la funcionaria, la comunidad denuncia que hay enfrentamientos en las veredas de Tarazá entre el clan del Golfo y los Caparrapos, y que al verse en medio de ellos tuvieron que salir de la zona.

Por último, informó que se les está garantizando toda la ayuda humanitaria necesaria, y que se está actualizando la base de datos de los desplazados para saber realmente “quiénes están como víctimas y quiénes están en la zona aprovechando la ruta de atención”.